El Museo de San Francisco de Rioseco celebra los 500 años de la consagración de la iglesia del convento con una muestra
Cyl dots mini

El Museo de San Francisco de Rioseco celebra los 500 años de la consagración de la iglesia del convento con una muestra

Inauguración de la muestra. ICAL

La muestra, que estará abierta al público hasta el próximo 14 de febrero, reúne una veintena de valiosas piezas vinculadas con el IV almirante de Castilla, Fadrique Enríquez de Velasco

El Museo de San Francisco de la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco acogió hoy la inauguración de la exposición ‘De lo que cumple acordarnos’, que reúne hasta el próximo 14 de febrero una veintena de obras de arte en distintos formatos (entre ellas tres cedidas por el Museo Nacional de Escultura) para conmemorar el quinto centenario de la consagración de la iglesia del convento franciscano en el que se ubica. El título de la muestra es el verso de un poema del IV almirante de Castilla, Fadrique Enríquez de Velasco, bajo cuyo patronazgo se fundó el Convento de Nuestra Señora de la Esperanza, cuya iglesia se consagró en 1520.

 

El director del Museo y comisario de la exposición, Miguel García Marbán, explicó en declaraciones a Ical que la muestra “es un motivo más, muy atractivo, para visitar Rioseco” y conocer la iglesia del antiguo convento de San Francisco, además de contemplar las bóvedas góticas de la capilla de Santa Ana y Santa Isabel. La exposición solo se podrá contemplar en las visitas guiadas de carácter gratuito que han habilitado, de martes a domingo, a las 12.00 y a las 17.00 horas, que por la crisis sanitaria actual cuentan con aforo reducido a cinco personas, por lo cual aconsejan reservar la plaza con antelación, a través del teléfono 9837000020.

 

Según explica García Marbán en declaraciones a Ical, ‘De lo que cumple acordarnos’ “une pasado y presente” de la Ciudad de los Almirantes, además de reivindicar el “magnífico patrimonio” del que fue patrono Fadrique Enríquez de Velasco, y reúne en la localidad vallisoletana obras de arte únicas de los mejores creadores de la época dorada del arte español que fue el siglo XVI”.

 

Así, destacó el regreso al convento riosecano de las tres obras cedidas por el Museo Nacional de Escultura, 150 años después de que salieran de allí fruto de la desmortización de Mendizábal. Se trata de un lienzo de gran formato de Felipe Gil de Mena, titulado ‘San Francisco de Asís niño repartiendo limosna’, que pertenecía a una colección que había en el claustro del convento que narraba la vida del santo, y de los relieves de Santa Clara y San Francisco, del siglo XVI, del escultor riosecano Mateo Enríquez, que habrían pertenecido al convento de clarisas de la localidad, fundado también por el IV almirante de Castilla. 

 

PIEZAS EXPUESTAS

 

Asimismo, forman parte de la exquisita selección una escultura de San Francisco de Asís de Luis Salvador Carmona; un copón y una dalmática con el escudo de los Enríquez, almirantes de Castilla; una escultura gótica de San Andrés; o algunas tablas del siglo XVI del antiguo artesonado del refectorio del convento,con estrellas y escudos de los Enríquez y los Cabrera (la familia de la mujer del almirante, Ana de Cabrera) que nunca se habían exhibido hasta la fecha y que aparecieron hace dos décadas al realizar unas obras en la actual capilla de la residencia de mayores Sancti Spiritus y Santa Ana. 

 

También se pueden admirar las estatuas orantes de Ana e Isabel de Cabrera, esposa y cuñada de Fadrique Enríquez de Velasco, realizadas en bronce dorado por Cristóbal de Andino, la bella capilla de los Villasante, las laudas sepulcrales del almirante o Luis III Enríquez de Cabrera y de su mujer Vittoria Colonna. 

 

Y se expone por primera vez la ‘Visión de San Francisco en la Porciúncula’, lienzo pintado por Mateo Cerezo en el siglo XVII, que forma parte del legado del historiador riosecano Esteban García Chico, iniciador de los estudios de arte en Castilla y León en la primera mitad del siglo XX, que cedió al Museo sus fondos, entre los que se encontraba esta pieza que “posiblemente hubiera pertenecido al convento”, según precisa García Marbán.

 

Además, la exposición es una “oportunidad” para disfrutar de la magnífica arquitectura de la iglesia gótica, en la que sobresale de una manera especial la cúpula estrellada del cimborrio, las tribunas en yeso de los hermanos Corral de Villalpando o los retablos en piedra de Miguel de Espinosa, sin olvidar los grupos escultórico que, en barro cocido, realizó Juan de Juni en 1537 por encargo del almirante.

 

La muestra, organizada por el Museo de San Francisco, gestionado por el Ayuntamiento de Medina de Rioseco, cuenta con la colaboración de la Junta de Castilla y León, el Museo Nacional de Valladolid, la Diputación de Valladolid, la Asociación para la Restauración y Conservación de los Templos, la Parroquia de Santa María y Santiago y Alimentos de Valladolid, que entregará lotes de sus productos para que sean sorteados entre los visitantes a la exposición. En la inauguración participaron, junto a García Marbán, el viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, y el alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban Rodríguez.

 

Completando la exposición, los días 18 y 21 de diciembre se celebrarán dos conferencias, que se podrán seguir telemáticamente y que serán impartidas por el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid Ramón Pérez de Castro y el restaurador del Centro de Conservación de Bienes Culturales de la Junta de Castilla y León Juan Carlos Martín García, que se centrarán respectivamente en los aspectos más históricos y artísticos de la iglesia y en la persona del almirante el primero, y en la importancia de la conservación de los bienes culturales el segundo.

 

Además, el 19 de diciembre, a las 12.00 horas, el museo acogerá una teatralización dentro del programa ‘Medianoche en el convento’, subvencionada por la Diputación de Valladolid, donde el almirante de Castilla y su mujer cobrarán vida para rememorar aquella época, recordando el papel que jugaba la iglesia en la sociedad o el rol que tuvieron los comuneros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: