El Museo de la Pasión acoge la exposición 'Ver/Mirar' hasta el 15 de octubre

Luis Vélez en la presentación de la exposición 'Ver/Mirar'.

En esta breve nómina de artistas están representados los creadores españoles más importantes tanto a nivel nacional como internacional de los últimos años.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, ha presentado la exposición ‘Ver/Mirar’ del coleccionista, Julián Castilla en el Museo de la Pasión que cuenta con más de medio centenar de obras. “Esta representación es un viaje por el arte de autores destacados a finales de los años 80 hasta la actualidad”, ha explicado el concejal.

 

En esta breve nómina de artistas están representados los creadores españoles más importantes tanto a nivel nacional como internacional de los últimos años, lo que permite ofrecer al público que visite esta exposición un recorrido apasionante por el arte.

 

“Es muy importante la labor del coleccionista porque sin ellos los museos no estarían completos”, ha expuesto la comisaria de la muestra, María Oropesa. Formada por 39 autores, todos ellos españoles, menos un extranjero procedente de México, representa el pop-art, la movida madrileña, el grabado y el post-modernismo.

 

El coleccionista invita a disfrutar de su colección de arte contemporáneo atesorada durante más de 20 años que muestra la pasión que él mismo siente por el arte. “Gracias a Julián Castilla se puede disfrutar de esta amplia galería y el desarrollo cultural de un país como el nuestro”, ha argumentado Vélez. La exposición centrada en la pintura, que permanecerá en Valladolid hasta el 15 de octubre, es una colección abierta puesto que Julián Castilla sigue adquiriendo cuadros.

 

En la colección de Julián Castilla predomina su inevitable subjetividad, es decir, su gusto es clave en la adquisición de las obras que componen su acervo artístico. La colección parte de planteamientos objetivos: se compone principalmente de pintura centrada en nuestro país durante la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días.

 

Lo que se consigue es aportar una línea harmónica y coherente a esta exhibición que arranca con obras que datan desde la primera mitad del siglo XX y que termina en nuestros días con la presencia de artistas contemporáneos. Todas estas piezas que pertenecen a la colección son el resultado de la pasión que Julián Castilla siente por el arte, una pasión que ha hecho que coleccionar sea su forma de vida y que le lleve a compartir, de forma altruista, su obsesión con todos los vallisoletanos que quieran sumergirse en esta exposición.

Noticias relacionadas