El Monumento de Onésimo Redondo de Valladolid entra en su última fase de desmontaje

La parte de hormigón del monumento de Onésimo Redondo de Valladolid ya se está retirando. A.MINGUEZA

Este lunes ha comenzado a retirarse la parte de hormigón, después de que hace unas semanas se hiciera lo propio con las estatuas de bronce.

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa. El monumento de Onésimo Redondo de Valladolid, que ya comenzó a desmontarse el pasado 1 de febrero hace exactamente dos semanas, ha entrado ya en la última fase de su retirada con la demolición de la zona de hormigón. Por medio de una pinza unida a una grúa, la empresa contratada por el Ministerio de Industria inició hace unos días la retirada de esta parte, que en principio se desechará al no considerarse de valor.

 

Justo todo lo contrario de las cinco estatuas de Onésimo Redondo, que tras un viaje a Madrid acabarán en el Centro de Memoria Histórica de Salamanca. La cuestión es que el desmontaje ya ha entrado en su fase final y pronto podrá decirse que el monumento a Onésimo Redondo de Valladolid es historia.