El marqués que limpió la pesquera de Tordesillas
Cyl dots mini

El marqués que limpió la pesquera de Tordesillas

Se nos llena la boca muchas veces con eso que han metido en los cerebros de la gente con el calzador de la propaganda, a lo largo de muchos años, de las clases sociales y la lucha de las mismas para igualar, bien es verdad que por abajo en vez de por arriba, a unos con otros.

 

Pues bien, hoy traigo aquí un breve relato de un personaje importante en la vida local tordesillana que se llamó Joaquín López de Tejeda que llegó a ser Marqués de Gallegos y que tuvo su casa y su hacienda en la calle de San Antolín de Tordesillas, exactamente en el mismo lugar en donde hoy se levanta una moderna edificación que llegó a ser la sede de la Audiencia del juzgado de primera instancia e instrucción de nuestra Villa.

 

Propietario de tierras, viñas, casas y heredades en varias poblaciones adquirió y reformó varias de las barbacanas del agua en el río Duero, es decir las aceñas o molinos que utilizando el agua del río trituraban el grano para elaborar harina y ampliar así con multiplicación laboral una cultura de la entrega y el esfuerzo, digno de conocer por todos cuantos siguen mis escritos.

 

En mi libro titulado “Tordesillas. Sus gentes, su afán” relato desde la página 100 hasta la página 162 pormenorizadamente la evolución de esta familia del Marqués de Gallegos Huebra y Compañero desde la fundación de su mayorazgo nacido en 1443 por Diego López de San Muñoz y completado luego con las obras pías que fundaron en Tordesillas los señores Inquisidores y especialmente Andrés Juan Gaitán Reguilón que mandó fundar sus memorias y obras pías en su patria de Tordesillas.

 

Aquí está en la fotografía el último Marqués de Gallegos inspeccionando la obra de la pesquera del río Duero y a la puerta de su casa en el acceso a la actual calleja del Corpus su padre y su familia, en dos formidable retratos del ayer de finales del siglo XIX y principios del XX perteneciente al archivo histórico de Juan Rodríguez, gracias al cual me ha sido posible obtener estas impagables imágenes del ayer.

 

Todos decimos “vive como un marqués” cuando queremos ponderar la vida muelle de alguien. Y aquí tenéis a uno que limpió la pesquera del Duero quedándose con la aceña de la Cierva, La Gasca , la del Medio y So la puente para su molienda.

 

De su casa, perdida, solo quedan los dos escudos, el arco de acceso al portalón y los cuatro sillares de la fachada, cumpliéndose el dicho bíblico: “No quedará de ti piedra sobre piedra”, pero al menos que nos quede su memoria captada en un retrato.

Comentarios

JUanjo 08/05/2022 09:16 #1
Y para demostrar que vana es la gloria, la sepultura abandonada de su familiar directo en el cementerio de Tordesillas con el nombre de Inés de la Fuente, Marquesa de Gallegos. Sic transit gloria mundi

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: