El Leis Pontevedra también frena al Universidad de Valladolid

Adri prepara un disparo ante la presencia de Leal. SERGIO SANZ

El conjunto dirigido por Kike Molina acusó la goma de la pista en un partido igualado que terminó con empata a uno.

LEIS PONTEVEDRA: Rubén, Nico, Pablo, Adrián y Daniel. También jugaron: Barcala, Miguel, Martín, Mauro y Carreira.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Muñoz, Leal, Isaac y Raulito. También jugaron: Adri, Balle, Taveras, Miguelín, Dani Martín y Picolo.

GOLES: 0-1, minuto 25: Adri; 1-1, minuto 31: Daniel.

ÁRBITROS: Darriba Villamor y Fernandez Becerra. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Adrián y Daniel, y a los visitantes Balle y Taveras.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 12 del Grupo I de Segunda B, disputado en el P.M. Dos Deportes (Pontevedra).

De punto en punto, el Universidad de Valladolid volvió a sumar otro en la duodécima jornada. El partido ante el Leis Pontevedra se presentaba complicado, ya que solo el Guardo había logrado ganar en su pista. Una cancha que cambió de aspecto respecto a temporadas anteriores y de la madera pasó a la goma, lo que debilitó el juego visitante y no le permitió pasar del 1-1.

 

El Uni no se mostró nada cómodo durante todo el partido, que no fue para nada fluido. Sin elaboración, solo un mano a mano de Taveras inquietó al conjunto gallego en la primera mitad. Las fuerzas estuvieron muy igualadas y, para hacer más fuertes a los de Molina, David sacó un amplio repertorio de paradas que desesperaron a sus rivales.

 

El 0-0 fue el resultado al inicio de las dos partes, ya que hasta la segunda no se movió el marcador. Adri logró llegar al segundo palo y, aunque escorado, acertó a mandar el balón a la red para colocar el 0-1 a los 25 minutos.

 

Un gol que sentó bastante bien al Uni, pero que se quedó como solitario. La defensa local sacó bajo palos un remate de Leal y un contragolpe llevado por Miguelín no llegó a buen puerto. Mientras, el Leis siguió con vida y volvió a poner a prueba a David, hasta que logró derribar el muro que había construido. Lo hizo Daniel, quien condujo y disparó con cierta facilidad.

 

Los chavales no se han hecho al campo. Antes era de madera y han puesto una lona de goma encima por el equipo de balonmano. El balón no bota bien y había zonas que agarraban mucho y otras que resbalaban, explicó Kike Molina. Y es que el entrenador universitario consideró “clave” ese factor en el desarrollo del encuentro.

 

Pese al empate, el equipo vallisoletano escala hasta la tercera posición, ya que el Tres Cuñados perdió su partido contra el Unión Arroyo. Además, la diferencia contra los dos primeros clasificados continúa siendo la misma. El empate entre Zamora y Guardo deja al Uni a cuatro y tres puntos respectivamente.