El Lago de los Cisnes, el 11 de enero en el Carrión

La obra será interpretada por la compañía Russian Classical Ballet, con bailarines formados en las escuelas de Moscú, San Petersburgo, Novosibirsk y Perm.

La compañía Russian Classical Ballet llegará el próximo 11 de enero al Teatro Carrión de Valladolid con una producción clásica de 'El lago de los cisnes'. Los bailarines Evgeniya Bespalova, Oleg Shaibakov, Aleksandr Butrimovich, Oleg Saltcev y Denis Karakashev se pondrán al frente de las estrellas del ballet ruso, que dirige la propia Bespalova y que afrontarán una coreografía que "exige" de los bailarines una "gran técnica y destreza". 

 

Con música de Pyotr Ilyich Tchaikovsky y coreografía de Marius Petipa, 'El lago de los cisnes' es frecuentemente considerada el "epítome" de los ballets clásicos. Se trata, según han indicado sus organizadores, de una obra llena de "romanticismo y belleza", donde el bien "triunfa" sobre el mal, y que desde hace más de un siglo "encanta" al público.

 

'El lago de los cisnes' es una obra en la que la representación de los personajes, particularmente la confrontación entre la "pureza" encarnada por el Cisne Blanco y la "intriga y duplicidad" del Cisne Negro, requiere "virtuosismo y talento" dramático por parte de la bailarina principal. Esto se pone especialmente de relieve en los dos Grand Pas de Deux en la segunda y tercera escena. Otro momento "clímax" de la obra es la "célebre" Danza de los pequeños cisnes.

 

Según han agregado las mismas fuentes, el "prestigio y la notoriedad intemporal" alcanzada por 'El lago de los cisnes' están motivados por la música "inspiradora" de Pyotr Tchaikovsky, pero también por la coreografía "inventiva y expresiva" de Marius Petipa, que relaciona el cuerpo humano con los movimientos de un cisne y revela así su "potencial" coreográfico y su "creatividad" artística.

 

Tchaikovsky compuso esta obra de forma "trascendental", como acreditan piezas como la 'Suite Op. 20'. El "éxito" de sus composiciones resultó, de hecho, de la capacidad de expresar sus sentimientos a través del "idioma musical".

 

RUSSIAN CLASSICAL BALLET

 

Russian Classical Ballet nace con la misión de preservar la tradición del ballet clásico ruso. Dirigida por Evgeniya Bespalova, es una compañía formada por un elenco de bailarines graduados por escuelas de coreografía del "mayor prestigio" como son la de Moscú, San Petersburgo, Novosibirsk y Perm. Artistas principales en algunos de los "más reconocidos" teatros de danza dan cuerpo a esta compañía que combina "la maestría y la experiencia" de bailarines internacionales con la irreverencia de los jóvenes talentos emergentes en el panorama de la danza clásica.

 

Premiados en concursos internacionales, los artistas del Russian Classical Ballet responden a los altos estándares de calidad y niveles de exigencia establecidos por la compañía y por su compromiso con el renacimiento de la tradición y los valores del ballet clásico ruso.

 

El repertorio de la compañía lo componen grandes obras primas del ballet clásico como Giselle, Don Quijote, Carmen Suite, Romeo y Julieta, El lago de los cisnes, El Cascanueces y La Bella Durmiente. Todas ellas revelan la genialidad creativa de sus autores en las coreografías y en la reproducción de sus obras.