El Kanka: "Mis conciertos de la nueva normalidad son a voz y guitarra, canciones desnudas, como fueron concebidas"

El cantautor malagueño devolverá la esencia de la música a Valladolid este viernes en la Feria de Muestras con el que será el primer gran concierto de la nueva normalidad en la ciudad

Su amigos de siempre le llaman Kanka. El cantautor Juan Gómez Canca (Málaga, 1982) cuenta su experiencia del antes y el después de los largos días de encierro y en su ya vuelta a los escenarios.

 

El músico llenará con su música el Patio de la Feria de Muestras de Valladolid, este viernes 10 de julio a las 21 horas, en un concierto, enmarcado en el ciclo 'Viva la vida', que forma parte de su 'Plan B' tras la cuarentena. Será el primer gran concierto de la nueva normalidad en la ciudad vallisoletana y contará con las medidas de seguridad adecuadas para que la música pueda seguir haciendo su magia de la mano y voz de este artista, que está impaciente por subirse al escenario.

 

PREGUNTA: Este viernes va a dar el que será el primer gran concierto desde el comienzo de la nueva normalidad en Valladolid. ¿Cómo va a llevarse a cabo este evento?, ¿puede decirme qué nuevas medidas de seguridad se van a tomar?

RESPUESTA: El concierto va a ser como todos los que tenemos en esta nueva normalidad. Son conciertos a voz y guitarra, canciones desnudas, como fueron concebidas. Tengo entendido que son sitios ‘gradecitos’ con el aforo muy reducido y está pensado para que sea al aire libre. Las sillas están separadas, algunas por grupos por si quiere acudir la familia entera. A parte de las medidas obvias de seguridad, como la mascarilla y la distancia, hay un orden de entrada y salida. Se trata de ir volviendo a nuestras vidas teniendo mucho ‘cuidadito’. El único concierto de las mismas características que he dado ha sido el de Benidorn, y fue así. Estuvo controlado y la gente no hizo el loco, el que quiso bailar lo hizo desde su asiento. Fue un concierto bastante emotivo, aunque era un sitio grande fue bastante íntimo.

 

P: Su gira se paralizó debido al Estado de Alarma, ahora vuelve con su 'Plan B', ¿cómo ha vivido la vuelta a los escenarios en la nueva normalidad?

R: La verdad es que fue un poco raro. Una vez cantando ya te metes en el rollo, la gente fue espectacular, un público con muchas ganas de música en vivo, como creo que tiene tantísima gente. Pero era un poco raro al principio llegar y ver todas las sillas tan separadas. Estar en un escenario tan grande, yo solo con la guitarra, era una cosa un poco marciana. Pero una vez que empezó el concierto la gente estaba súper cariñosa y yo estaba emocionado también de poder volver otra vez a los escenarios. Algo muy especial que espero que se dé también en el resto de los conciertos, porque realmente fue una experiencia muy bonita.

 

P: Durante estos meses de confinamiento parte del mundo se ha paralizado, sin embargo, la música no ha dejado de sonar. Ha acompañado a muchas personas durante el encierro a través de las plataformas digitales con sus sesiones #ElKankaEnCasa, ¿cómo describiría la experiencia?

R: Una experiencia muy bonita, la verdad. Yo no me imaginaba que iba a estar con ello tantos días. Se me ocurrió de forma bastante natural, hablando con María, mi manager. Ella proponía que fuéramos activos en las redes, que recomendáramos algunos discos, etc., para aportar algo al momento difícil que estábamos viviendo. Y yo pensé que, ya que no estaba dando conciertos, podía grabarme con el móvil y convertirlo en rutina. Para mí fue una forma de mantener una rutina de curro y de no perder el contacto con mis seguidores, creo que ha sido muy bonito para ellos. Las primeras seis semanas de confinamiento yo estuve solo en mi casa en Madrid y ésta era una forma de tener contacto humano. Yo lanzaba mi ‘cancioncilla’ y luego me ponía a ver los comentarios. La gente me decía cosas muy bonitas y me daba la sensación de que estaba con alguien, de alguna forma me suplía un poco la soledad y también lo he agradecido por ese lado.

 

P: ¿Ha notado mayor actividad y subida de descargas en las plataformas digitales de sus canciones durante la cuarentena?

R: Sí, bastante. Creo que lo hubiera notado aunque yo no hubiera estado tan activo con las sesiones #ElKankaEnCasa, porque al estar la gente encerrada se ha notado mucho. Yo mismo he estado más tiempo usando el móvil y entrando en las redes sociales, consumiendo Youtube y demás plataformas. Entonces sí que se ha notado, tanto en las redes sociales como en los suscriptores a Youtube, reproducciones de los vídeos, Spotify, ect. Yo suelo estar bastante despreocupado en este tema, pero como había tanto tiempo libre, de repente me dio por estar pendiente de cómo iban avanzando las cosas. Y he notado bastante ‘tironcillo’, aunque ahora ya se ha estabilizado bastante.

 

P: 'Sabéis quiénes sois' es una canción que ha surgido durante esta cuarentena, ¿puede hablarme un poco de ella?

R: Las primeras semanas en esa incertidumbre, en ese cambio tan brusco y esa locura, yo no estaba especialmente creativo. Luego ya uno se acostumbra, vuelve a una mínima estabilidad y empiezan a salir de nuevo las ideas. Para mí fue así, al principio del confinamiento no se me ocurría nada, no me apetecía escribir, estaba en ‘otra peli’. Pero tenemos un grupito de gente aquí en mi barrio de Madrid que nos juntamos todos los jueves en un bar de la zona a cantar, a beber, a hablar y a arreglar un poco el mundo y hemos seguido haciéndolo por videollamada. Nos íbamos rotando, cantaba uno, cantaba el otro y el resto, mientras, silenciábamos el micro,  y era muy bonito disfrutar de ese guitarreo. Yo normalmente llevo alguna ‘cancioncilla’ nueva cuando la tengo, así que, mi amigo Emilio Protocolo, también cantautor, y yo, nos propusimos hacer una canción nueva cada uno para el grupo. A mí se me ocurrió, como iba a ser una canción que solo iban a escuchar mis amigos ‘del muro’, hacer una canción hablando un poco de ellos y de toda la gente a la que estaba echando de menos y es importante en mi vida. Y así surge 'Sabéis quiénes sois'.

 

P: 'Zamba para mi padre' también surgió en el confinamiento y, al igual que 'Sabéis quiénes sois', es una canción que que habla de echar de menos y acompañar a los seres queridos en la distancia, ¿qué puede contarme sobre ella?

R: 'Zamba para mi padre' surge de un poema que yo le escribo a mi padre, que por desgracia ha estado hospitalizado durante este confinamiento. Se me ocurrió un ‘poemilla’ de 10 'versitos' que le mandé por Whatsapp. Básicamente lo que le venía a decir es: “aunque estés solo allí en el hospital y no podamos estar contigo, no significa que estés solo en realidad, porque estamos todos pensándote y acordándonos de tí y en cuanto podamos vamos a estar contigo físicamente, pero de momento estamos en el espíritu y en la mente”. Luego estuvo un mes en la UCI y solo podíamos ir a visitarlo dos veces al día. Entonces seguía teniendo sentido aquello que escribí y decidí convertirlo en una canción, además usando un ritmo de folklore latinoamericano que le gusta mucho a mi padre, que es la zamba, y por eso suena así.

'Zamba para mi padre' y 'Sabéis quiénes sois' son dos canciones que en un principio yo hice primero para mis amigos y luego para mi padre y que no pensaba compartir. Pero una vez que estaban hechas me parecía que era bonito también compartirlo con el mundo ya que quizá mucha gente estaba sintiendo parecido. Y así lo hemos hecho, creo que ha sido buena idea porque la respuesta ha sido bastante buena.

 

P: ¿Cree que la música ha podido servir de “salvavidas” en algún momento durante esta cuarentena?

R: Sí, yo creo que mucha gente nos hemos atado a lo que hemos podido. Para mí la música es, dentro de las artes, quizá la más sublime y creo que es muy poderosa, que puede llevarnos a otros sitios, cambiarnos el estado de ánimo y hacernos pensar. En mi casa, cuando yo no estaba tocando, era muy fácil que hubiera música haciéndome compañía y sonando de fondo mientras cocinaba o hacía ejercicio. Y creo que le habrá pasado a muchísima gente.

 

P: ¿Cómo ha afectado a la industria de la música la pandemia? ¿Y a usted personalmente?

R: Muy gravemente la verdad. Es cierto que el proyecto ahora mismo me ha pillado bastante bien posicionado, yo que soy un artista alternativo. No se venden muchísimos discos pero de descargas y tal, en Youtube, en Spotify y todas las plataformas, algo me llega como para medio sobrevivir y algo tenía ‘ahorradillo’. Para mí particularmente no ha sido un drama. Pero por ejemplo para mi equipo y para otros compañeros que a lo mejor no estaban tan bien posicionados sí. Gente que está en un momento de su crecimiento o gente que depende directamente de los conciertos, como pueden ser los técnicos de sonido, imagínate quedarse sin trabajo de dos a cuatro meses. Es un tipo de arte que depende de las aglomeraciones para poder facturar y ha sido un ‘palo’ bastante grande. De mi proyecto estaban viviendo 10 familias y ahora están viviendo tres. Pero esperemos que poco a poco todo se vaya recuperando y podamos ir aumentando el número de personas para llegar al máximo, a lo que teníamos antes.

 

 

P: ¿Cómo ve el futuro de la música en directo?

R: La verdad es que es una cosa tan incierta que no puede uno hacer cábalas. Yo en mitad de la cuarentena pensé que esto no iba a volver hasta dentro de un año por lo menos, ahora ya es una realidad, hay un presente de conciertos. Yo vengo de dar un concierto y tengo entre 20 y 30 programados para este verano. Aunque tampoco pongo la mano en el fuego, nada nos dice que no pueda haber un rebrote en alguna ciudad en concreto y se tenga que cancelar  o aplazar. Ahora mismo hay mucha incertidumbre. Obviamente la salud es lo primero y en cuanto empiece a haber rebrotes si hay que recular y hay que encerrarse de nuevo, lo haremos. Dando bandazos hasta que aparezca la ansiada vacuna y podamos ir recuperándonos y poquito a poco volver a la antigua normalidad. Sería una pena que se perdiera eso por completo.

 

P: Muchas de sus canciones son himno de alegría y llamada de atención para disfrutar de lo que la vida nos brinda. Cuando se dispone a escribir un nuevo tema, ¿tiene algún propósito en mente o se guía simplemente por su inspiración?

R: Es bastante intuitivo, no hay un proceso estándar ni hay un objetivo claro, intento, sobretodo últimamente, manejarlo un poco conmigo mismo y hacer canciones desde la sinceridad y desde mis propias vivencias, sentimientos y estados de ánimo. Creo que si intento componer desde este punto, tan en conexión conmigo mismo, al final va a salir una canción con un componente grande de verdad y creo que eso siempre es un aliciente y le da un poder a la canción muy fuerte y auténtico. Últimamente he estado reflexionando mucho sobre esto, porque me ha pasado, sobre todo con la 'Zamba para mi padre'. Me ha parecido muy curioso que, siendo una canción que parte de una situación tan personal y tan íntima, me escriba un amigo y me diga: “estoy escuchando la canción que le has hecho a tu padre y me he puesto a llorar en mitad de la calle, me la he aprendido para cantársela yo al mío”. Una canción que yo hago para mi padre sin ninguna intención de lanzarla al mundo y al final lanzarla y ver que hay gente que se siente así también. Es increíble cómo cuando uno habla con sinceridad, aunque sea sobre uno mismo, al final todos somos tan parecidos que eso resuena y otra gente vibra igual que estás vibrando tú y es una conexión súper bonita.

 

P: Después de llenar con su música el Patio de la Feria de Muestras de Valladolid va a continuar su gira por otros lugares como Aranda de Duero, Burgos, Murcia o Jaén. ¿Hay algún concierto que espere con especial ilusión?

R: La verdad es que no, porque ahora mismo tengo muchas ganas de cantar. A mí siempre me ha gustado subirme al escenario, pero durante mi carrera he tenido unos momentos de estar un poco saturado, años muy intensos y también he necesitado estar en mi casa, he tenido mucha falta de eso. Ahora me ha pasado lo contrario, me esperaba una época de equilibrio, sin tantísimos conciertos, y de repente me tiro cinco meses sin cantar, sin enfrentarme al directo, al público y a todo lo que se genera ahí. Por eso estoy deseando hacer los conciertos de esta gira, no he tenido más ganas nunca. Desde que empecé a cantar, nunca he estado cinco meses sin dar un concierto, eso para mí era una cosa muy extraña. Estoy deseando hacer todos los conciertos e ir llevando mi música a las distintas ciudades, no hay ninguna que me apetezca más que otra, estoy bastante loco por ir a todas.

 

P: Por último, ¿hay alguna pregunta que nunca le hayan hecho durante una entrevista y que le gustaría responder?

R: Ahí me has pillado, creo que nunca me habían hecho esta pregunta, me parece muy buena. Le daré una vuelta para la próxima vez. Pensaré para que no ‘me vuelvan a pillar en bragas’. También te digo que me han preguntado de todo ya, hay gente que os lo curráis mucho, que hacéis entrevistas muy bonitas como esta, muy agradable y que lleváis a cosas que parecen interesantes. Me han preguntado muchísimas cosas, incluso algunas barbaridades también.