El joven Jairo Martín cumple su sueño con el libro ‘Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid’

El escritor estrena su primera obra de poesía, en la que refleja la realidad de su vida, después de que sus padres le introdujeran el gusanillo por la lectura.

Jairo Martín posa con su libro 'Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid'

La vida da muchas vueltas, y la de Jairo Martín de la Fuente (Valladolid, 1992) dio un giro importante cuando sus padres le introdujeron el gusanillo por la lectura. Y es que a este joven escritor no le gustaba leer de pequeño, como él mismo reconoce en esta entrevista, pero poco a poco fue enamorándose de esta pasión, que ha tenido como primer paso el libro ‘Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid’.

 

Un título que engloba la esencia de la capital, en una de las frases más utilizadas incluso fuera de la provincia. Así, con esta primera obra de poesía, Jairo se estrena en el difícil mundo de la literatura, al que le gustaría poder dedicarse en exclusiva.

 

Su primer ‘hijo’ acaba de llegar al mundo y tendrá su presentación oficial el miércoles 6 de noviembre en la Sala Narciso Alonso Cortés de la Casa Zorrilla. El acto contará con la presentación del Catedrático de Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Valladolid, Alfonso Martín, que fue profesor del joven escritor durante la carrera de Filología Hispánica.

 

A pesar de haber comenzado a andar, Jairo Martín tiene en la cabeza la posibilidad de cambiar la poesía por la novela. De momento, tal y como reconoce, ha cumplido uno de sus sueños gracias a Ediciones Algorfa.

 

PREGUNTA: ¿Cómo se cocinó 'Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid’?

RESPUESTA: Hay poemas de hace seis años. Siempre los acumulaba y en el Máster me lo empecé a tomar en serio. De los muy antiguos hay uno o dos. Luego en Lyon hice un análisis y estudio sobre mi propio libro para el TFM. Lo envié a un par de editoriales y al final confié en Algorfa porque me habían hablado muy bien de ella.

 

P.: ¿Qué se va a encontrar el lector?

R.: No creo en los libros que tratan de una temática. La situación y las circunstancias del autor te cuentan una historia. Se refleja la realidad de mi vida. Hay amor, problemas sociales, política… Es un conjunto de ideas que representa a mucha gente.

 

P.: El título es muy vallisoletano...

R.: Sí, totalmente. Como ninguno de los poemas tiene que ver con el otro, el título es el resumen general. No hay un refrán más típico y hago honor a mi ciudad.

 

P.: ¿Cómo se puede adquirir el libro?

R.: A través de la editorial, en Amazon, Agapea y Todo Libro. Próximamente estará en las librerías Oletvum, La Otra, Sandoval… También se puede encargar en El Corte Inglés o en Fnac.

 

 

P.: ¿Se lo dedica a alguien en especial?

R.: A Gloria Fuertes porque es a quien leía de pequeño y a mis padres, que fueron los que me metieron el gusanillo por la lectura. No me gustaba nada leer de pequeño.

 

P.: La portada es muy bonita.

R.: Me encanta. El diseño es de Pedro Valdenebro. Le dije que quería que expresara que no hay siempre que elegir entre corazón y cerebro. En el libro hay un poco de las dos.

 

P.: Guarda poemas desde hace muchos años y finalmente se decantó por ese estilo. ¿Por qué?

R.: De pequeño me gustaba escribir y contar historias. Al ir creciendo me di cuenta de que era el terreno en el que más cómodo me sentía.

 

P.: ¿Se animaría con otro estilo?

R.: Sí. En los planes que tengo está escribir una novela, pero lleva más tiempo porque requiere mucha investigación.

 

 

P.: ¿Tiene en mente su próximo proyecto?

R.: No estoy seguro. Sigo escribiendo poesía, pero puede que me centre en la novela. Lo que sí tengo claro es que seguiré apostando por Instagram, donde cuelgo fotografías e ilustraciones y hago colaboraciones.

 

P.: Empezamos hablando de un sueño cumplido. ¿Cuáles más persigue?

R.: Ahora mismo ir poco a poco. Me gustaría trabajar en el mundo editorial y tener tiempo para escribir; poder dedicarme en exclusiva, pero es muy difícil.