El II Foro de Cocina Rural reivindica el producto de Valladolid

Diez cocineras de la provincia han sido homenajeadas en Portillo, con protagonismo para el pichón de Tierra de Campos, el queso de Villalón y la lechuga de Valladolid.

El II Foro de Cocina Rural de Valladolid ha homenajeado este lunes 12 de noviembre a diez cocineras veteranas de la provincia en un acto celebrado en el Centro Artis de Portillo al que ha asistido el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, y en el que se ha reivindicado la figura del pichón de Tierra de Campos, el queso de Villalón y la lechuga de Valladolid.

 

Carnero ha calificado a estas cocineras -María Concepción Cocho, de Villabrágima; María Jesús Calvo, de Sardón de Duero; Martina Bachiller, de Montemayor de Pililla; Esperanza Negro, de Urueña; Carmela Serna, de Villardefrades; Milagros Andrés, de Medina del Campo; María Ángeles Pastor, de Tudela de Duero; Enriqueta Román, de Santovenia de Pisuerga; Teresa de la Mota, de Velascálvaro y Arancha Ozcariz, de Medina del Campo- como "ejemplo de una hostelería comprometida y entrañable en el medio rural"

 

Todas ellas han recibido de manos de Carnero un diploma como reconocimiento a su aportación a la gastronomía tradicional.

 

Tras seis horas de actividad con un formato que ha permitido las intervenciones de los asistentes, se llegó a una serie de conclusiones para incrementar el patrimonio gastronómico de la provincia, como la reivindicación de la protección y la iniciación de los trámites para amparar con una figura de calidad del pichón de Tierra de Campos, el queso de Villalón y la lechuga de Valladolid.

 

Respecto al pichón y el queso se argumentó la "alarma" frente a la posible desaparición de dos productos emblemáticos. En cuanto a la lechuga de Valladolid, se destacó su singularidad y el desconocimiento que se tiene de la misma.

 

Por otro lado, los asistentes, en bloque, se pronunciaron a favor de "rescatar del olvido" e incluir en la cocina de Valladolid los platos elaborados en distintas variantes de sopas de ajo, pichón, perdiz, codorniz, patatas a la importancia, bacalao, conejo, caracoles, cangrejo, piñones, queso, espárragos, sopa de almendra, berros y cardos.

 

Todos estos platos fueron seleccionados por los asistentes entre decenas de recetas.

 

El II Foro de la Cocina Rural instó a los responsables de la política turística de la región a que se actualice el recetario tradicional que, desde la Junta de Castilla y León, se llevó a cabo hace una década, por considerar que es un patrimonio muy documentado que puede facilitar el florecimiento de nuevos platos.