El Huesca anula al Real Valladolid

Melero celebra el 1-0 ante la resignación de Antoñito y Masip

El portero Remiro hizo dos paradones a Hervías en las más claras de un Pucela que no estuvo fino y terminó cayendo por 1-0.

SD HUESCA: Remiro; Akapo, Pulido, Jair, Brezancic; Sastre, Aguilera; Cucho, Melero (Luso, min. 81), Ferreiro (Vadillo, min. 76); Rescaldani (Alexander González, min. 62).

REAL VALLADOLID: Masip; Antoñito, Olivas, Deivid, Nacho; Borja, Luismi (Míchel, min. 67); Hervías, Óscar Plano (Villalibre, min. 56), Iban Salvador (Toni, min. 71); Mata.

GOL: 1-0, minuto 38: Melero.

ÁRBITRO: Cuadra Fernández. Mostró tarjeta amarilla a los locales Brezancic, Aguilera y Luso, y a los visitantes Iban Salvador y Luismi. Expulsó por doble amonestación al blanquivioleta Míchel.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 6 de LaLiga 1|2|3. Unos 3.700 espectadores presenciaron el encuentro en El Alcoraz (Huesca).

No le sentó bien al Real Valladolid jugar el domingo por la mañana. El gol no apareció por primera vez esta temporada y los de Luis César Sampedro lo acusaron, ya que en contra sí lo encajaron. El tanto de Melero en la recta final de la primera parte sirvió al Huesca para trasformar la anulación propuesta por Rubi y vencer por 1-0.

 

El Pucela golpeó primero, con un zapatazo de Hervías que obligó a Remiro a realizar una gran intervención para despejar a córner. El proyectil solo hizo daño, pero no se convirtió en el primero de la mañana. Sin ser el mejor partido del mundo, el balón casi siempre estuvo cerca de las áreas.

 

Pero las ocasiones claras escasearon, ya que las defensas cerraron espacios. Hasta que el Huesca encontró hueco y gozó de su primera clara. Un pase al hueco del Cucho dejó solo a Sastre ante Masip. La ‘ley del ex’ se palpó en el ambiente, pero el portero blanquivioleta hizo la cruz al más puro estilo de fútbol sala, aguantó con el cuerpo arriba y el disparo le pegó en la boca del estómago.

 

El tramo final del primer acto prometió espectáculo y entretenimiento. Remiro volvió a aguar la fiesta a Hervías; esta vez en un lanzamiento de falta que el cancerbero palmeó al límite del gol para evitar el 0-1. Y, como quien perdona, paga, el Real Valladolid tuvo que sacar la billetera. Una acción de los oscenses descolocó a la zaga pucelana y Melero apareció en el borde del área para ajustar su disparo y convertir el 1-0.

 

El gol en contra dejó un poco tocado al Pucela, que siguió sin claridad en ataque, con un Mata totalmente ausente. Mientras, el Huesca quiso aprovechar el momento para asestar un nuevo golpe, pero se topó con un muro llamado Nacho que cortó un par de acometidas peligrosas.

 

Tras el descanso, el ritmo del partido no se alteró, para desgracia blanquivioleta. Luis César movió el banquillo y dio entrada a Villalibre para que acompañara a Mata en la punta. Pero el cambio tampoco fue muy positivo, ya que seguían sin llegar balones para los delanteros.

 

Nacho continuó bien en defensa y creando peligro en ataque. Una de sus internadas pudo acabar en penalti, pero el colegiado señaló justo fuera del área la falta de Akapo. Hervías fue el otro que lo intentó de todas las maneras posibles. En una de ellas, encontró -al fin- a Mata, pero el acrobático remate del madrileño se marchó por encima del larguero.

 

Los minutos pasaron y las sustituciones no cambiaron mucho el partido. Al menos para bien del Pucela, ya que Míchel vio dos tarjetas amarillas en los 16’ que estuvo sobre el césped de El Alcoraz y acabó un poco más con las aspiraciones de su equipo por lograr el empate. Y es que los albivioletas estuvieron anulados durante todo el encuentro; no se encontraron.

 

Kiko Olivas tuvo la última de cabeza, pero el central no envió a portería su testarazo y todo lo demás fueron lamentos. El Huesca se impuso por 1-0 y el Real Valladolid sigue a verlas venir en un partido aciago para él. El próximo sábado (16:00 horas) recibirá al Córdoba para tratar de redimirse de un resultado que le deja con los 10 puntos que ya tenía.