El Grupo PSA anuncia la compra de Opel para ser el segundo fabricante más importante de Europa

El Grupo PSA (Peugeot-Citroën) ha llegado a un acuerdo con General Motors para adquirir Opel/Vauxhall, filial europea del gigante americano en Europa. El montante de la operación ha ascendido 2.200 millones de euros.

La operación abarca todas las actividades de automoción de Opel/Vauxhall, que incluyen seis plantas de montaje y cinco de fabricación de componentes, un centro de ingeniería (Rüsselsheim, Alemania) y aproximadamente 40.000 empleados. General Motors conservará el centro de ingeniería de Turín, Italia.

 

Opel/Vauxhall también seguirá beneficiándose de las licencias de propiedad intelectual de GM hasta que sus vehículos se conviertan progresivamente a las plataformas de PSA en los próximos años.

 

La operación permitirá realizar importantes economías de escala y desarrollar las sinergias en compras, fabricación e I+D. Se esperan unas sinergias anuales de 1.700 millones de euros de cara a 2026, de las cuales una parte significativa está prevista para 2020, acelerando el cambio de rumbo de Opel/Vauxhall. Aprovechando la exitosa alianza con GM, PSA espera que Opel/Vauxhall logre un margen operativo corriente del 2% en 2020 y el 6% en 2026, y genere un flujo de caja operativo positivo en 2020.

 

"Estamos orgullosos de unirnos a Opel/Vauxhall y profundamente comprometidos con el desarrollo continuado de esta gran empresa y la intensificación de su estrategia de cambio", comentó Carlos Tavares, presidente del Consejo de Administración de PSA. "Apreciamos todo lo que han logrado los excelentes equipos de Opel/Vauxhall, y también las atractivas marcas y el importante legado de la empresa. Nuestra intención es gestionar PSA y Opel/Vauxhall aprovechando sus respectivas identidades de marca. Ya hemos trabajado juntos en la creación de productos ganadores para el mercado europeo, y por eso sabemos que Opel/Vauxhall es el socio adecuado. Lo consideramos una ampliación natural de nuestra relación y estamos deseando poder llevarla un paso más allá".

 

"Estamos seguros de que el cambio estratégico de Opel/Vauxhall recibirá un impulso importante con nuestro apoyo, al tiempo que respetará los compromisos adquiridos por GM con los empleados de Opel/Vauxhall", continuó Tavares.