Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El grupo internacional Primal Scream se estrena en Valladolid

A. MINGUEZA

Los artistas escoceses hicieron vibrar a la ciudad al ritmo del rock en una actuación llena de vitalidad.

Tras varias dudas sobre si las fiestas de San Lorenzo podrían contar con un artista internacional, lo que se había convertido ya en una tradición en la gestión del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, la banda de rock 'Primal Scream' ha inaugurado el penúltimo día de ferias.

 

El grupo escocés que nació en 1982, ha llegado a la ciudad vallisoletana pisando fuerte. A pesar de que los componentes no manejasen el español, han conseguido la ovación del público tras cada una de sus canciones. Además, su esfuerzo por comunicarse era inminente. 

 

El rock inundó la Plaza Mayor de la ciudad que hizo saltar a los espectadores. Bobby Gillespie (voz), Andrew Innes (guitarra), Martin Duffy (teclado), Simone Butler (bajo) y Darrin Mooney (batería) brillaron en el escenario con canciones como 'Jailbird', 'Loaded' o 'Can't go back'.

 

La Plaza Mayor de Valladolid se llenó para disfrutar del concierto que 'marcó la diferencia' debido a su procedencia. Miles de valisoletanos y turistas no quisieron perderse el estreno del grupo escocés en la ciudad. El cantante no dejó de animar al público haciéndoles partícipes de su actuación, mientras cantaban a coro con el solista canciones como 'It's Alright, it's Ok'.

 

"¿Cómo estáis? ¿Está todo el mundo bien?" Preguntaba en varias ocasiones el vocalista para saber si el público estaba disfrutando de la actuación. Se mostraron cercanos a los espectadores y llenos de vitalidad. Los asistentes respondían con energía. A pesar de que muchos desconocían a la banda, el entusiasmo por 'dar una oportunidad' al grupo era notoria.

 

El grupo escocés se coronó en este séptimo día de fiestas, haciendo vibrar a la ciudad al ritmo de sus guitarras eléctricas retumbando por toda la plaza, haciendo disfrutar y cantar sus canciones incluso a aquellos que no les conocían.