El Granada frena a un renovado Pucela

Hervías protege el balón. PABLO REQUEJO/PHOTOGENIC
Ver album

El Real Valladolid no pudo pasar del empate (1-1) ante el conjunto andaluz, pese a mostrar mejor cara que en anteriores ocasiones.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano, Olivas, Sali, Nacho; Óscar Plano, Fede San Emeterio, Alcaraz, Toni (Hervías, min.73); Guardiola (Ünal, min.68) y Sandro.

GRANADA: Rui Silva; Víctor Díaz, Domingos Duarte, Martínez (Germán, min.79), Carlos Neva; Gonalons (Yangel Herrera, min. 61), Montoro; Antonio Puertas, Carlos Fernández, Vadillo; Adrián Ramos (Machís, min.56). 

GOLES: 1-0, minuto 12: Óscar Plano; 1-1, minuto 42: Carlos Fernández.

ÁRBITRO: Pizarro Gómez, asistido en las bandas por Martínez Munuera y Garrido Romero y por Del Cerro Grande en el VAR. Mostró tarjeta amarilla a los locales Alcaraz, Kiko Olivas y Sandro, y a los visitantea Yangel Herrera y Germán.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 6 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 18.410 espectadores.

Al Real Valladolid se le sigue resistiendo la victoria, pero al menos mostró una mejor cara ante el Granada. Sergio González rotó en la jornada intersemanal y le salió bien. El equipo quiso, pero no pudo; y eso que comenzó ganando gracias a un gol de Óscar Plano. Pero en una jugada desafortunada de principio a fin Carlos Fernández, al borde del descanso, anotó el 1-1.

 

Empezó con ganas el Pucela, que buscó la meta de Rui Silva desde el primer momento. Ni Sali ni Olivas llegaron a rematar la falta botada por Alcaraz. Algo cambió en las acciones a balón parado, y es que, sin Míchel, volvió el peligro blanquivioleta.

 

De igual manera que algo cambió en las bandas, con un Toni que estrenó titularidad este curso y se mostró muy activo. El murciano no encontró compañero en su primera internada por la izquierda, pero sí lo hizo en la segunda. Se disfrazó de Iniesta para hacer magia, dejar a todos sus rivales atrás y asistir a un Plano que solo tuvo que empujar el balón a la red.

 

El 1-0 llegó en el minuto 12 y el Pucela fue a menos con el paso de los minutos en la primera mitad. También les jugó una mala pasada a locales y visitantes lo mojado que estuvo el césped, puesto que los resbalones ganaron protagonismo -sobre todo en Sandro-.

 

No estaba sufriendo el Pucela, pese a que el Granada fue ganando terreno. Kiko Olivas y Sali se hicieron fuertes atrás para desbaratar los acercamientos del conjunto andaluz, pero nada pudieron hacer al borde del descanso. Los rojiblancos pillaron al Real Valladolid descolocado, tras una acción ofensiva malentendida entre Moyano y Plano. Un pase raso de Víctor Díaz desde la derecha acabó en la zona de Carlos Fernández, que remató mordido y Masip no acertó a detener la pelota.

 

El 1-1 no mermó a los de Sergio González, que volvieron del descanso con ganas. Así lo demostró Toni, que puso a prueba a Rui Silva con un disparo lejano. El Granada, que volvió a recuperar momentáneamente el control, empezó a realizar cambios, aunque ni eso pudo frenar otro intento de Sandro, que también probó fortuna desde fuera del área.

 

El técnico local también comenzó a mover el banquillo en busca de una reacción ofensiva, pero se llevó un buen susto cuando Yangel Herrera batió a Masip. Tan solo se quedó en susto, puesto que el linier anuló la acción por fuera de juego posicional de otro jugador visitante.

 

El avispero se agitó para los blanquivioletas con las entradas de Ünal y Hervías -este último por un Toni ovacionado en su salida del campo-. El turco obligó a Rui Silva a sacar las piernas para repeler su zurdazo, mientras que el riojano lo intentó en una falta directa que el portero atrapó en dos tiempos.

 

Lo intentó hasta el final el Pucela, pero no pudo conseguir los tres puntos. La última la tuvo Hervías en un balón pasado al segundo palo, donde remató alto. Así las cosas, ambos equipos se repartieron los puntos, aunque el blanquivioleta puso un poco más de empeño en deshacer la igualada (1-1).

 

Con más tiempo de preparación, el conjunto blanquivioleta afrontará su partido de este domingo (12:00 horas) en el campo del Espanyol. Lo hará con seis puntos en el casillero y el objetivo de conseguir un triunfo que se le resiste desde la primera jornada.