El Gordo esquiva otra vez a Valladolid, pero la Lotería deja 6,7 millones de euros en premios

Medina del Campo logra 6,5 millones del Segundo Premio. Aunque también han salpicado el tercer premio y cuatro quintos, todos ellos solo con un décimo.

El Gordo volvió a ser esquivo con Valladolid, un año más. Pero a diferencia con otras ediciones, la provincia vallisoletana no salió del todo mal parada. Logró colar algunos décimos de varios quintos premio, de un tercer y sobre todo del 4.536, el Segundo Premio, del que la administración de Medina del Campo ha repartido 52 décimos con un total de 6,5 millones de euros.

 

"Ha estado muy repartido. No ha habido nadie que se llevara grandes cantidades de este número, pero sí que ha tenido aceptación por lo que se ha repartido bien en ventanilla", ha reconocido Juan Carlos Arribas, el dueño de la administración, que mostraba su "satisfacción" por repartir el premio "más celebrado" en los 40 años del despacho.

 

Juan Carlos Arribas admite que el sueño de un "lotero" es repartir "alegría" en forma de "premios" y hoy nos "ha tocado" a nosotros. "Es la primera vez que damos un premio en este sorteo, no en otros, pero este siempre es especial", han concluido. En Villanueva del Duero también se vendió un décimo de este segundo premio. Un número, el 4.536, que tardará en olvidarse en estos lugares.

 

Los premios madrugaban en Valladolid. A primera hora de la mañana, la alegría llegaba al bar de la localidad de Aguilar de Campos. Allí habían vendido un décimo del número 59.444, que correspondía a un boleto vendido con máquina expendedora. Pero la historia era curiosa. Casi todo el pueblo jugaba el número 44.495. Cuando se acabaron los décimos, un joven pidió el mismo número leído al revés. Fue el premiado con 50.000 euros, un buen pellizco.

 

Más tarde, los números 22.259 y el 19.152 dejaban sendos quintos premios, en dos décimos agraciados con 6.000 euros, en las administraciones de Esteban García Chico y en la calle Tudela, respectivamente.

 

No serían estos los últimos, aún habrían de caer, aunque tan solo dos décimos, otros dos quintos premios. Uno vendido en la administración ubicada en la calle José Luis Arrese, 2 (3.371) y otro expendido a través de máquina en el bar JB, de Rioseco, al número 60.272. No hubo Gordo, por enésima vez, pero al menos cayó un buen pellizco en Medina del Campo y algunos décimos salpicados con 6.000 euros en la capital y la provincia.

Noticias relacionadas