El Gobierno compromete el inicio de las obras en los tramos de la A-11 en Valladolid para finales de 2019

Virginia Barcones y Javier Izquierdo durante el anuncio del inicio de las obras. DELEGACIÓN DEL GOBIERNO.

La variante entre Castrillo de la Vega y Quintanilla se adjudicará en verano y la mejora de la travesía de Peñafiel empezará en tres meses.

El Gobierno ha comprometido el inicio de las obras en la autovía A-11 a su paso por Valladolid, en los tramos Quintanilla de Arriba-Olivares, Olivares-Tudela de Duero, a finales de año después de que se lleve su licitación al Consejo de Ministros este trimestre.

 

Además, la redacción de los proyectos constructivos entre Castrillo de la Vega y Quintanilla de Arriba se licitarán en breve, algo que ya se ha hecho con las obras de mejora de la travesía de Peñafiel que podrían comenzar en tres o cuatro meses.

 

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, el secretario general de Infraestructuras, Javier Izquierdo, momentos antes de reunirse en Peñafiel con vecinos de este municipio en un acto organizado por la plataforma ciudadana A11 Pasos de Peñafiel y en la que también ha estado presente la delegada del Gobierno Virgina Barcones.

 

Izquierdo ha querido agradecer a este colectivo el "impulso" que está dando a esta infraestructura a través de sus reivindicaciones. En este sentido, ha recordado el compromiso del Gobierno para "poner en marcha estos dos tramos", el que va desde Tudela de Duero a Olivares y de esta localidad a Quintanilla que se adjudicarán en este trimestre con un coste estimado de 233 millones.

 

El secretario general ha insistido en que, "a falta de pequeños ajustes" después de estudiar las alegaciones recibidas, el "grueso" del trazado aprobado en 2008 y que ya cuenta con declaración de impacto ambiental "no se va a modificar" porque eso significaría "volver a parar, empezar de cero y demorar 'sine die' esta autovía". De ahí que confíe en que, "a finales de año" comiencen las obras en estos dos viales.

 

También ha reconocido la inexistencia de proyectos constructivos para la variante entre Castrillo de la Vega y Quintanilla de Arriba. "Se licitará en breve su redacción y la previsión es que se pueda adjudicar antes del verano", ha admitido, por lo que, una vez cumplidos los tiempos que "marca la ley", las obras podrían comenzar también a finales de año.

 

Además, Izquierdo también ha hecho referencia a la reivindicación de la plataforma para arreglar el estado de la travesía de Peñafiel, que responde, a su juicio, a los "siete años de abandono que sufren las infraestructuras del país". No obstante, ha avanzado que estas obras se han licitado ya, por lo que se adjudicarán en breve para iniciar las mejoras "antes del verano".

 

Izquierdo ha insistido en que "por primera vez en la historia" los presupuestos elaborados por el Gobierno de Pedro Sánchez "contemplan más dinero" para la conservación de las infraestructuras que para la creación. "España no tenía autopistas en la Transición y hoy hay más de 13.000 kilómetros de autovías y autopistas, pero el esfuerzo en la conservación no ha crecido de la misma manera", ha recordado.

 

Por su parte, la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, ha insidito en que el compromiso del Ejecutivo de Pedro Sánchez es "firme" con una infraestructura que no solo vertebra "social y territoriamente" Castilla y León, sino también "con toda España".

 

Barcones ha lamentado "el olvido" que ha sufrido la Autovía del Duero, al tiempo que ha admitido que el actual Gobierno no tiene "una varita mágica para hacer en siete meses lo que no se ha hecho en los últimos siete año", pero sí se ha comprometido, como "demuestra la visita de Javier Izquierdo" en dar el "mayor impulso político" a esta infraestructura.

 

"Nos marcamos un objetivo claro que era resolver todas las trabas que había en cada uno de los tramos y darle impulso político para pasar a la siguiente etapa", ha reconocido Barcones para apostillar que le hubiera gustado encontrarse "de otra manera" esta vía.

 

Por último, el portavoz de la plataforma, Alfredo Molinero, urge al Gobierno ha comenzar las obras de la variante, para sacar todo el tráfico que soporta la localidad y que hace "muy difícil la convivencia", y el arreglo de la travesía de Peñafiel con un firme que reduzca el ruido que provocan los vehículos que transiten por ella.

Noticias relacionadas