El Gobierno cántabro pide la dimisión del Consejo de Administración del Racing

Diego y Setién plantean la renovación ordenada de la Directiva sin que haya vacío de poder para evitar que el daño sea "irreversible"





SANTANDER, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha pedido este lunes, junto al exfutbolista Quique Setién, que representa a otros deportistas que han pasado por el conjunto cántabro, la dimisión del actual Consejo de Administración del Racing de Santander, pues sería, según él, "el mejor favor al club".

En una rueda de prensa conjunta, el jefe del Ejecutivo ha opinado que "cuanto antes" se produzca esta dimisión, "mejor" será para el futuro del equipo. Por su parte, Setién ha manifestado que la directiva racinguista, que "nadie" ya "quiere", ha hecho un daño "enorme" al club que, de continuar, puede llegar a ser "irreversible".

En su comparecencia ante los medios, tanto el jefe del Ejecutivo como el portavoz de los exjugadores han explicado que esta petición, que también comparten las peñas y el conjunto de los racinguistas, constituye el punto de partida de una colaboración cuyo fin es, precisamente, "buscar el mejor futuro para el Racing" ante los "graves" problemas económicos, administrativos, jurídicos y deportivos en que se encuentra, que llevan "demasiado tiempo" haciendo "daño" al equipo y a Cantabria.

Además, Diego ha precisado que es "mejor" que los integrantes del Consejo de Administración "dimitan ahora" y permitan "abrir paso" a otras personas, porque en el futuro puede que tengan que hacerlo de forma forzosa y por otras causas, derivadas de la situación económica y jurídica-administrativa en que se encuentra el equipo, que está en concurso de acreedores y que acaba de descender a Segunda División B.

Así, teniendo en cuenta esta "necesidad urgente de cambiar las cosas", han pedido la dimisión del Consejo de Administración y, con un relevo ordenado que no dé lugar a un vacío de poder, nombrando los cargos que queden vacantes a medida que se vayan presentado las dimisiones, proceder a su renovación para que el Racing quede en manos de otras personas que se hagan cargo del club.

En este sentido, y a preguntas de los periodistas sobre el hecho de que el club esté "controlado" por Francisco Pernía, Diego ha confirmado que la petición de dimisión se extrapola también al expresidente del club, pues no cree que las nuevas personas que se pongan al frente del Racing quieran "contar" con él. "Se puede decir más alto, pero no más claro", ha contestado al periodista que ha formulado la cuestión.

De este modo, la solicitud del Gobierno implica que se aparten del club verdi-blanco "todos" los que hoy forman parte o están vinculados a la actual directiva. Y aunque no tiene "ninguna duda" de que el mensaje lanzado este lunes les llegará, Diego ha puntualizado que otra cosa es que "cale" y "tenga resultado". "Ya lo veremos", ha apostillado. "Ojalá", ha expresado Setién.

Tras recalcar que la idea de la rueda de prensa es "sumar más voces" y hacerlas llegar "con contundencia y claridad" a los actuales directivos, el presidente del Gobierno regional ha apuntado que no quiere reunirse "con nadie" de ese ámbito, que tienen un "nivel de descrédito muy alto", ni tampoco mandarles una carta o comunicación formal. "La carta más clara es ésta", ha apostillado, para incidir en que el fin de la convocatoria de prensa es trasladarles la "voz unánime" de la afición y de "los que viven y sienten el Racing", que quieren "otro futuro" para el club y el equipo.

Después de defender que desde su Ejecutivo han hecho "todo lo que se podía", Diego ha subrayado que ahora hacen este "gesto añadido" de "ponerse al lado" de los exjugadores, las peñas y la afición para pedir la dimisión de la actual directiva.

CUALQUIER SITUACIÓN SERÁ MEJOR QUE LA ACTUAL

En este punto, Setién ha subrayado que "cualquier situación" que se produzca será "siempre mejor" que la que hay ahora en el club, y ha apostado al respecto por que esté en manos de "gente de verdad", como los socios más antiguos, que son "gente responsable y preparada". Y ha recordado que el objetivo del movimiento surgido recientemente que aglutina a exjugadores es intentar de "sacar el club adelante", aunque como ha confesado "nosotros solos no vamos a poder".

Pero ha aclarado que no están pidiendo dinero al Gobierno, sino la "oportunidad" de intentar gestionar el Racing de forma seria y responsable, para lo que precisan el apoyo del conjunto de la sociedad.

No obstante, como no pueden "sacar de un saco dinero" y tampoco pueden pedir "un duro" al Ayuntamiento de Santander o al Gobierno de Cantabria, --porque "sabemos como están y hay otras necesidades"--, Setién ha admitido que "es posible" que no logren su objetivo, y que tengan que liquidar el club en unos años.

El exjugador confía en, de cara a la "aventura" en la que se están "embarcando", contar con el apoyo de empresarios que aporten dinero, por poco que sea, con el que ir pagando a los jugadores y afrontar las deudas pendientes, como según ha dicho ha ocurrido con el Lugo. De forma paralela, ha indicado a preguntas de los medios, se pondrían en marcha proyectos cuyo esquema tienen "en la cabeza", de forma que podrían empezar a funcionar "de la noche a la mañana".

Entre ellos figura frenar la "fuga masiva de talento" de jugadores de las secciones inferiores del club. Así, la idea es "tirar" de estos deportistas, al tiempo que habría que arreglar los campos e instalaciones de La Albericia. Pero los exjugadores no van a "prometer nada nunca que no seamos capaces de cumplir".

Con todo ello, Setién se ha mostrado "optimista", porque los antiguos jugadores del equipo saben cómo "arrancar" y "gestionar" el club, y tiene una "fe tremenda" en que pueda salir bien, aunque no habrá "vuelta atrás" si, por ejemplo, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) decide liquidar el club o un acreedor exige cobrar de forma inmediata.

Para finalizar, Quique Setién ha reflexionado que el fútbol español no está en la situación en que se encuentra por los jugadores, sino por la gestión realizada por "gente que no ha dado una patada al balón en su vida".