El glamour deportivo se apodera del centro de Valladolid

Vicente del Bosque y Roberto Carlos. A MINGUEZA.
Ver album

Con Carlos V como testigo, los premiados e invitados desfilaron por la alfombra roja antes de la Gala Nacional del Deporte. Mireia Belmonte, la más ovacionada por los cerca de 400 presentes.

El centro de Valladolid cogió un color especial desde primera hora de la tarde. Calles cortadas, colapso en los alrededores y un ambiente muy deportivo fueron los protagonistas en la Bajada de la Libertad, donde se ubicó la alfombra roja.

 

La Gala Nacional del Deporte 2017 llegó a Valladolid a lo grande. Uno tras otro, los premiados fueron desfilando antes de entrar al Teatro Calderón, donde luego recogieron sus respectivos trofeos.

 

Pero antes hubo tiempo para que los deportistas y diferentes invitados se dieran un baño de masas; incluso, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, era uno más de los aclamados. Además, para honrar la llegada de cada uno, Carlos V de España les recibió desde hora y media antes del inicio de la Gala. Una representación de su época, que levantó una gran expectación, sirvió para que los curiosos comenzaran a llenar los alrededores del lugar.

 

Después el protagonismo fue para los Saúl Craviotto, Del Bosque, Roberto Carlos, Alhambra Nievas, Julen Lopetegui, Lydia Valentín... Hasta el cierre protagonizado por Javier Tebas, presidente de LaLiga, que llegó apurado. Entre los presentes, Mireia Belmonte se llevó tantas muestras de cariño cuando pisó la alfombra que tuvo que salir a atender a sus seguidores para fotografiarse con ellos.

 

Y eso solo fue el comienzo, ya que tras la gala había unas 200 personas esperando a la puerta del Calderón con la intención de guardar un momento con sus ídolos. Sin duda, la tarde empezó y acabó con mucho glamour deportivo.