El Fundación Grupo Norte intentará apurar sus opciones en el Pilar Fernández Valderrama

Partido 1ª vuelta Gran Canaria-FGN

El equipo vallisoletano recibe al BSR ACE Gran Canaria, rival directo para la Final Four.

El Fundación Grupo Norte afronta este sábado (19:00 horas) en el polideportivo Pilar Fernández Valderrama, un partido “imprescindible” ante un rival directo en la lucha por entrar en la Final Four como es el Gran Canaria, puesto que una victoria por más de 5 puntos permitiría a los vallisoletanos contar aún con alguna opción para colarse entre esos cuatro primeros clasificados de la liga.

 

En la isla, el conjunto morado perdió 63-58 por fallos propios. En el caso de lograr esa victoria, que tendría que ser superior a los cinco puntos para tener el basket-average a favor, el equipo de José Antonio de Castro podría aferrarse a alguna posibilidad de entrar en la Final Four, dependiendo de terceros. Si suman una derrota, se quedarían automáticamente fuera de esa pugna.

 

Los canarios llegan a esta cita después de recibir un importante mazazo en la Copa del Rey, en la que fueron eliminados en cuartos de final por el Bidaideak Bilbao, en un choque que fueron dominando los isleños, pero que dejaron escapar en los últimos compases del mismo, por lo que habrá que ver si han sido capaces de superar este varapalo y logran centrarse en la liga de nuevo.

 

El BSR ACE Gran Canaria cuenta con un buen equipo, que despliega una gran intensidad defensiva y que también tiene acierto en ataque, y jugadores de calidad como el holandés Op den Orth, su única “torre”, que ha mejorado de manera notable y realiza un buen papel en el juego interior; el americano Jorge Sánchez, gran tirador, al igual que su compatriota Rose Marie Hollerman, que posee un importante poder de anotación; el también holandés Twigt, quien crea mucho peligro en el centro, y el base David Hernández, que hace un “trabajo espectacular”, según ha analizado De Castro. Sus rotaciones son escasas, pero tanto Nortje como Claudio Rodríguez, se añaden al grupo de excelentes tiradores, en su caso, desde posiciones cómodas.

 

Los vallisoletanos esperan que se repita lo que sucedió ante Mideba, al que ganaron con solvencia en su feudo tras caer a domicilio, también por cinco puntos de diferencia, de ahí que hayan entrenado con ilusión y que estén deseando reivindicarse de nuevo, eso sí, con la duda de Isa López, que sufre una lumbalgia, para esta cita.