El Fundación Grupo Norte empieza triunfante la Willi Brinkmann

El equipo de baloncesto en silla de ruedas de Valladolid venció en la primera jornada al Beit Halochem Haifa israelí y al Yalova turco.

El Fundación Grupo Norte ha comenzado con las mejores sensaciones la primera jornada de la Copa de Europa Willi Brinkmann, tras imponerse con comodidad al Beit Halochem Haifa en el primer encuentro disputado (58-71) y al anfitrión de la competición, el Yalova Ortapedikler turco, con algo más de dificultad, por 79-72.

 

En el primer enfrentamiento europeo, los vallisoletanos salieron enchufados y dispuestos a demostrar que habían superado el cansancio del largo viaje hasta la localidad turca de Yalova, para lo cual desplegaron una buena defensa desde el inicio, que prestó especial atención a los dos lanzadores israelíes, Meishar y Elimelech. Eso sí, no lograron poner tierra de por medio hasta el tercer cuarto, en el que obtuvieron una ventaja de doce puntos (40-52), que permitió al técnico del equipo, José Antonio de Castro, dar minutos a todos sus jugadores, incluidos los “tocados” Jonatan Soria y Adrián Pérez.

 

El objetivo era mantener la intensidad defensiva y aprovechar el dominio de Lalo Prieto y Jasso en el juego interior, junto al acierto anotador de Karol Szulc, que realizó un completo partido, al igual que el joven Pablo Lavandeira, que se mostró como un sustituto perfecto de Soria, quien pudo disfrutar de algún minuto de juego a pesar de seguir entre algodones.

 

Aunque los israelíes trataron de aumentar la presión defensiva y de variar el rumbo del encuentro, nada pudieron hacer ante el empuje de los vallisoletanos, que se llevaron con comodidad el primer asalto europeo con un 58-71.

 

En el segundo encuentro, les esperaba el anfitrión, el Yalova Ortapedikler, el cual salió con ganas de dar una alegría a su afición, lo que sorprendió al Fundación Grupo Norte en primera instancia, en un primer cuarto que terminó con ventaja de los turcos (17-19). Pero sería la única que tendrían en el partido ya que, si bien el nivel defensivo de los vallisoletanos fue inferior a lo que suele ser habitual en ellos, supieron contrarrestarlo con una gran capacidad ofensiva, comandada por unos efectivos Szulc y Prieto, y respaldada por un buen trabajo de equipo. Todo ello se mezcló en un cóctel perfecto de buen juego, que permitió al equipo español ir aumentando las diferencias de manera paulatina, hasta finalizar con el definitivo 79-72.

 

José Antonio de Castro se mostró muy contento con el rendimiento de su equipo en la primera jornada de la competición continental, y confía en que mañana mantengan la misma dinámica para vencer al Baski Neva Star ruso y terminar en la primera posición de su grupo, lo que les daría mejores cruces de cara a las semifinales que se disputarán por la tarde.