El Fundación Grupo Norte afronta su estreno con ilusión y caras nuevas

José Antonio de Castro, acompañado en la rueda de prensa previa al estreno

Kevin Roche, Adrián Pérez y Karol Szulc debutarán este sábado (18:00 horas) ante Mideba en partido oficial.

La “ilusión” es el punto de partida de las nuevas incorporaciones del Fundación Grupo Norte para esta temporada 2016/17, que dará mañana el pistoletazo de salida con el primer partido de la División de Honor de Baloncesto en Silla de Ruedas ante Mideba Extremadura, y que supondrá su debut con el equipo vallisoletano en partido oficial, en los casos de Kevin Roche, Adrián Pérez y Karol Szulc. El cuarto fichaje de este año, Sergio Herrera, aun sigue sin poder incorporarse a su nuevo club al no haberse resuelto su ubicación en la Residencia Río Esgueva, aunque el entrenador, José Antonio de Castro, confía en que pueda llegar la próxima semana.

 

Por tanto, Herrera ha sido el único ausente en la presentación de las nuevas caras del Fundación Grupo Norte para esta campaña, en la que todos han dejado clara su intención de “dar el máximo” en cada entrenamiento y en cada partido para que “el equipo llegue lo más arriba posible en la clasificación”. Tanto el argentino Adrián Pérez, como el zaragozano Kevin Roche y el polaco Karol Szulc han mostrado su satisfacción por poder jugar en un equipo “que aspira a grandes objetivos”, entre los que se incluyen “llegar a disputar la Final Four de la liga, la fase final de la Copa del Rey y realizar un gran papel en competición europea”, tal y como ha detallado el entrenador del conjunto morado, José Antonio De Castro.

 

Ha sido precisamente el técnico vallisoletano el que ha desgranado las principales virtudes de los nuevos jugadores del equipo y, respecto a Kevin Roche, ha destacado su “gran ilusión” por llegar a un equipo de División de Honor, ya que no había tenido antes experiencia en la categoría, y sus ganas de “crecer como deportista y como persona” puesto que, con 22 años, aun tiene un largo recorrido profesional por delante. Su puntuación funcional será de 1.5 y jugará como escolta.

 

En cuanto a Adrián Pérez, es un clase 3, llamado a ser uno de los “hombres importantes” del Fundación Grupo Norte por su “envergadura”, que va a permitir al equipo contar con un plus, después de muchos años sin poder tener en sus filas una figura de estas características. Durante la pretemporada ya ha dado muestras de su gran calidad y experiencia, pero él está deseando comenzar la liga y afrontar todos los retos del equipo “peleando por estar entre los mejores” para lo cual se ha comprometido a “aportar el máximo trabajo” en cada partido.

 

Por último, en cuanto al polaco Karol Szulc, que también afronta con muchas ganas su participación en la liga española, tras su paso por otras como la polaca o la italiana, De Castro ha dicho que es un “base-alero”, es decir, que será el encargado de llevar el timón del equipo en muchas ocasiones, “que cuenta con un buen tiro, también en lo que se refiere al lanzamiento exterior, y una gran visión de juego”. En definitiva, que se ha mostrado “muy contento” con la llegada de estos jugadores, a los que se añadirá Sergio Herrera, un cántabro sin experiencia en División de Honor pero que está deseando empezar con su nuevo equipo y ponerse a las órdenes del entrenador. Todo depende de cuándo se resuelva la concesión de su plaza en la Residencia Río Esgueva.

 

José Antonio de Castro no quiere renunciar a nada este año, porque sabe que ha confeccionado un buen plantel, con una mezcla consistente de veteranía y juventud, que puede ser capaz de llegar muy lejos y que ya va a poder demostrarlo mañana en el partido que les enfrentará, en la primera jornada de liga, al Mideba Extremadura. Aunque es consciente de que el Ilunion parte como favorito y como equipo prácticamente imbatible en la competicion doméstica, también concede alguna opción al Amiab Albacete, mientras que el resto de los equipos van a estar “muy igualados”, de ahí que confíe en acabar “entre los cuatro primeros para disputar la Final Four”.

 

En la rueda de prensa, una vez más, el entrenador y presidente del BSR Valladolid ha estado acompañado por el presidente de la Fundación Grupo Norte, patrocinador principal del club, Javier Ojeda, quien ha reiterado su “apoyo” al club y le ha deseado “todos los éxitos posibles” en la nueva temporada.

 

EL RIVAL, UNA INCÓGNITA

 

Los vallisoletanos tendrán mañana como primer rival de la presente temporada al Mideba Extremadura, un equipo que “es una incógnita”, tal y como ha advertido De Castro, puesto que ha cambiado a gran parte de su plantel y, por tanto, continúa en el proceso de adaptación, de ahí que considere “positivo” disputar este partido “cuando aun no han tenido tiempo para compenetrarse”.

 

Comenzar con una victoria supondría reafirmar el trabajo realizado durante la pretemporada por el Fundación Grupo Norte, al que tampoco se ha podido incorporar todavía Luis Eduardo Jasso, debido a problemas burocráticos, lo que será un hándicap a la hora de afrontar estos inicios ligueros, ya que es un jugador fundamental en los esquemas del técnico, sobre todo en lo que respecta al juego interior. Eso sí, en este apartado el buen trabajo está asegurado con Lalo Prieto y con Isa López, que ha mejorado notablemente, además de Adrián Pérez, pívot de 1,98 que está llamado a ser otro de los referentes ofensivos del conjunto morado.

 

El Fundación Grupo Norte, aunque es consciente de que se enfrenta a un serio rival, también viaja con la intención de empezar sumando, ya que llevan conformando el grupo desde el pasado 10 de septiembre, todo un mes en el que han ido de menos a más y en el que se han ido acoplando al esquema de José Antonio de Castro, mientras que al Mideba le queda más recorrido, en opinión del técnico vallisoletano, pero habrá que ver cómo inicia la liga en su feudo y ante su afición, recibiendo un chute de apoyo que puede servir para contrarrestar esa falta de adaptación.

 

Por su parte, los vallisoletanos deberán hacer valer su intensidad defensiva y ese poderío en el juego interior para imponerse al cuadro extremeño y minimizar al máximo los errores, fundamentalmente en lo que respecta a los lanzamientos, ya que la falta de efectividad ha sido uno de los principales lastres del equipo en la pretemporada, que debe ser combatido cuanto antes, mejorando esa confianza entre los jugadores. 

Noticias relacionadas