El FS Zamora deja al Universidad de Valladolid sin racha y cuarta plaza

La plantilla del Universidad de Valladolid. SERGIO SANZ

El derbi regional cayó del lado visitante (1-2) en un partido con poco acierto de los de Kike Molina de cara a gol.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Ofa, Leal, Adri y Balle. También jugaron: Rulo, Raulito, Isaac, Dani Martín, Miguelín, Muñoz y Víctor (p.s.).

 

FS ZAMORA: Mario, José, Guillermo, Sergio y Andrés. También jugaron: Antonio José, Ibrahim, Iván, José Cebrián y Javier.

 

GOLES: 0-1, min. 24: Jose Cebrian; 1-1, min. 26: Raulito; 1-2, min. 34: Andrés.

 

ÁRBITROS: De Cabo Gonzalo y Montero Galán, de Salamanca. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Leal, Ofa, Adri y Raulito, y a los visitantes José Cebrián, Ibrahim y Guillermo.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 22 del Grupo I de Segunda B. Alrededor de 100 espectadores presenciaron el encuentro en el Polideportivo Fuente la Mora.

El Universidad de Valladolid no pudo alcanzar el séptimo cielo, en forma de victoria, frente al FS Zamora, tras un partido con poco acierto de los locales. Pese al gran número de ocasiones, los de Kike Molina pagaron su pólvora mojada con una derrota (1-2) y la pérdida de la cuarta posición.

 

Sin duda, a los puntos la victoria tuvo que quedarse en Fuente la Mora; pero esto no es boxeo, sino fútbol sala, un deporte en el que lo que valen son los goles. Estos brillaron por su ausencia en una primera mitad con color vallisoletano.

 

El inicio fue fulgurante de un Uni que antes de los diez segundos ya había gozado de la primera y clara oportunidad. La protagonizó Balle, de igual manera que poco tiempo después. Los fantasmas del desacierto sobrevolaron la pista que ya había sido testigo de ese desacierto.

 

Ocasiones de dos contra uno, con pases mal fallados, o sin acierto en los remates en el segundo palo, se convirtieron en habituales durante los primeros veinte minutos. De nada sirvió la buena elaboración, ya que la superioridad mostrada con el balón no se convirtió en un resultado favorable.

 

Aunque la derrota tampoco parecía peligrar. David intervino poco en la portería local y los universitarios se empezaron a agarrar a la paciencia. Esta tampoco tuvo el efecto deseado, puesto que tras el paso por vestuarios el guion siguió siendo el mismo: ocasiones falladas.

 

En una falta, en la que el balón se coló por el medio de la barrera vallisoletana, el Zamora inauguró el marcador. Duro varapalo que no se prolongó demasiado, ya que Raulito, de tacón, devolvió las tablas dos minutos más tarde.

 

Pero las sensaciones no eran nada positivas. El Uni no finalizó en la red ninguna ocasión más y lo acabó pagando. Andrés, en una jugada aislada, anotó el definitivo 1-2 cuando restaban seis minutos para la conclusión.

 

La desventaja no mermó a los universitarios, que continuaron generando peligro. Adri, Ofa y Muñoz dispusieron de claras oportunidades. Aunque la más clara llegó a falta de 1:20, cuando Leal envió por encima del larguero un lanzamiento a la altura del punto de penalti.

 

"Ha faltado un poco de fe y hemos concedido demasiado en defensa", lamentó Kike Molina. El técnico universitario consideró que su equipo cometió "fallos inexplicables" de cara a la portería rival.

 

La derrota hace caer al Uni a la quinta posición y le aleja un poco más de la tercera, de la que ya se encuentra a siete puntos. En la próxima jornada visitará al Albense, en un nuevo derbi regional.