El exblanquivioleta Jose Arnaiz conquista al mundo del fútbol

Jose, protagonista en la portada del 'Sport'

Su actuación en el día del debut con el primer equipo del FC Barcelona le ha servido para darse a conocer más allá de Valladolid y la Segunda División.

Todo jugador sueña desde pequeño con jugar en un equipo grande algún día. El día de Jose Arnaiz fue el pasado martes, cuando Ernesto Valverde dio la alineación que enfrentó al FC Barcelona frente al Real Murcia, en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Y no fue una fecha cualquiera, ya que el talaverano puso el toque de oro a su actuación con un gol que sirvió para sentenciar el choque (0-3) y encarrilar la eliminatoria.

 

Pese a llevar solo dos meses en la estructura azulgrana, el ex del Real Valladolid ya se ha hecho un hueco en el primer equipo. Cierto es que, por las circunstancias de la competición copera, lo ha conseguido en un partido frente a un equipo de Segunda B, una categoría que conoce con la camiseta del Pucela, pero a buen seguro será el comienzo de una nueva etapa.

 

Pero el inicio del camino está más atrás, muchos años antes. Jose llegó a Valladolid en el verano de 2013, siendo juvenil, procedente del Talavera. Una aventura en la que incluso él no imaginaba que fuera a tener este resultado (que todavía no es el final). Las lesiones sufridas en Los Anexos no fueron un impedimento para un jugador que destacó desde el primer momento.

 

El talaverano superó con nota la temporada el Juvenil A y pasó a categoría Sénior. Ahí el inicio no resultó bueno del todo, puesto que sucesivas lesiones no le permitieron contar con demasiados minutos hasta marzo de 2015, con Rubén de la Barrera en el banquillo. Calentó motores y se estrenó como goleador del Promesas a lo grande, con un doblete ante el Langreo en la jornada 37, tras sustituir a Brian (ahora en el Cádiz) que sirvió para comenzar la remontada y encarrilar el triunfo blanquivioleta.

 

EL DESPEGUE

 

A partir de ese momento, con Rubén Albés y Borja Jiménez como entrenadores, Jose experimentó un gran crecimiento que le valió para debutar con el primer equipo del Real Valladolid, de la mano de Miguel Ángel Portugal. Precisamente, frente al Leganés, rival de este miércoles del Pucela en Copa, tuvo su estreno hace casi dos años.

 

Su cabeza estaba en el Promesas, con quien marcó 11 goles que le sirvieron como carta de presentación para que, después de jugar otros cuatro partidos arriba, conquistara a Paco Herrera. Con el técnico catalán el camino fue más sencillo, ya que este apostó desde el primer momento por el talaverano. De hecho, en la jornada 1 de la campaña pasada, Jose marcó el gol de la victoria frente al Real Oviedo.

 

Maravilló y se dio a conocer en Segunda, llamando incluso la atención de equipos de Primera, en una temporada en la que anotó 12 dianas. La bomba había explotado y en Zorrilla sabían lo que tenían entre manos. Entonces, en el pasado verano, el FC Barcelona llamó a las puertas del Real Valladolid para comenzar unas negociaciones que se dilataron en el tiempo, pero que finalmente llegaron a buen puerto.

 

La venta de Jose está cifrada en 3’4 millones de euros, aunque el montante total de la operación podría llegar a algo más de 4, si se cumplen una serie de variables, como el debut con el primer equipo. ¿Estaría capacitado para rendir en una entidad como la azulgrana? Tardó pocas semanas en desplegar su potencial y empezar a ocupar espacio en la prensa catalana y portadas en los periódicos.

 

Ya estaba allí y, al más puro estilo ‘Jose’, el ex del Real Valladolid ha ido más allá con el gol frente al Real Murcia, que le ha colocado en toda la prensa nacional. Su carrera, a los 22 años, no ha hecho más que empezar.

Noticias relacionadas