Cyl dots mini

El estanque de Poniente estará lleno "en las próximas semanas" tras unos "problemas"

La concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, explicó que este jueves comenzaron las pruebas para “ver si hay alguna fuga”.

La plaza del Poniente de Valladolid recupera su normalidad poco a poco. Después del traslado de las naves del provisional mercado del Val, el Ayuntamiento devolvió el estanque a su lugar tradicional. El proceso ha sido largo, pero parece que llegará a su fin próximamente.

 

Hay que remontarse hasta octubre de 2013 para dar con el inicio del cambio, cuando aquella instalación acogió a los puestos del mercado de El Val hasta noviembre de 2016. Tras ello, el objetivo del Ayuntamiento de Valladolid fue trasladar la nave al Vivero de Empresas situado en la calle Val de Arán. Según explicó la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, este movimiento “va a buen ritmo. “Ya está puesta, apuntó.

 

El importe de la adjudicación de las obras de desmontaje de la nave y reposición de la fuente y el estanque fue de 165.000 euros. Las obras se iniciaron en febrero de 2018, mientras que un mes después comenzó la instalación del estanque, trabajo que finalizó en mayo. Tal y como señaló Sánchez en su momento, hubo “retrasos” porque durante un tiempo los operarios no pudieron trabajar "por el mal tiempo y las lluvias.

 

Desde entonces, cuando acabó la instalación del estanque, la estructura ha estado sin agua. “Se ha retrasado muchísimo la obra y hemos tenido problemas con la empresa, reconoció la concejala.

 

Aunque este jueves, 17 de enero, el proceso ha dado un paso más con las pruebas que los operarios están realizando en el estanque “para ver si hay alguna fuga. “Hubo problemas con el rebosadero. No sé cuándo van a tener los resultados, aunque si todo está bien continuará lleno”, explicó.

 

María Sánchez no se atrevió a dar un plazo concreto de la finalización de las pruebas, y es que es algo que no depende directamente de ella. “La empresa que tiene que certificar la calidad de la obra tiene que venir en los próximos días”, comentó. Lo que sí avanzó es que espera que todo esté terminado “en las próximas semanas.

 

Como anécdota, el pasado miércoles, el estanque amaneció con agua congelada y suciedad, tal y como se puede ver en la imagen de abajo.

 

EL ESTANQUE, CON EL AGUA CONGELADA. SERGIO SANZ

 

Mientras, en la mañana de este viernes, el agua de las pruebas de llenado también amaneció congelada, aunque limpia.

 

SERGIO SANZ

El estanque de Poniente, durante las pruebas de llenado. J.Á.G.