El esfuerzo del Real Valladolid queda sin premio: derrota ante el Villareal

El Villarreal impone su fútbol en la segunda mitad, se adelanta de penalti y sentencia casi en el descuento ante un Real Valladolid cuyo esfuerzo queda sin premio
 

Villarreal: Asenjo; Albiol, Pau, Peña, Quintillá; Cazorla, Iborra (Ontiveros, min. 74), Anguissa, Moi Gómez (Chunkwueze, min. 66); Bacca (Ekambi, min. 58), Moreno 

 

Real Valladolid: Masip; Porro, Kiko Olivas, Salisu, Barba; Antoñito, Alcaraz, Míchel (Hervías, min. 80), Plano (Anuar, min. 74); Sandro (Waldo, min. 66), Guardiola

 

Árbitro: Soto Grado (C.T. Manchego). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Quintillá, Iborra, y al visitantes Barba

 

Goles: 1-0, Cazorla, 78’ (p). 2-0, Ontiveros, 89’.

 

Incidencias: Quinta jornada de LaLiga Santander disputada el sábado 21 de septiembre de 2019 en el estadio de la Cerámica (Villarreal).

Derrota por 2-0 en el Estadio de la Cerámica ante un Villarreal que se impuso gracias a un final de partido en el cual arrinconó al Real Valladolid, cuyo gran esfuerzo quedó sin recompensa.

 

La primera mitad deparó pocos sobresaltos. Los visitantes apretaron durante los primeros minutos pero el equipo local logró recuperar el control del partido. Esa fue la fotografía fija del acto, los amarillos con el peso del ataque y frenados por una defensa pucelana solvente.

 

Sin embargo, el Real Valladolid no renunció a su juego ofensivo y de hecho los de Sergio González protagonizaron algunas de las -pocas- jugadas más peligrosas. Además de los tres saques de esquina consecutivos en el minuto 6, en el 14’ Plano dispuso de un mano a mano ante Asenjo que finalmente salva la defensa en línea de gol. También en el 18’ Sandro tuvo un disparo claro tras centro de Antoñito, aunque la jugada estaba invalidada por fuera de juego.

 

En la otra área el Villarreal inquietó ligeramente, especialmente en dos oportunidades que Masip se encargó de difuminar. Un remate de cabeza de Moreno y sobre todo el disparo cruzado desde dentro del área de Cazorla probaron los reflejos del portero, quien solucionó con seguridad ambas papeletas.

 

Del 0-1 al 2-0

 

La segunda parte comenzó con un serio aviso del Real Valladolid. La fortuna se alió con los locales ya que, en la primera de ataque, un disparo de Sandro desde la frontal fue repelido por el palo. Acarició el Pucela ese 0-1 que habría cambiado el partido y, sin embargo, aquel susto espoleó al Villarreal.

 

El equipo amarillo, después de unos minutos de igualdad, arrincó a su rival. La defensa blanquivioleta achicaba las constantes llegadas de los de Castellón, que tuvo una de las más claras en el 70' en un mano a mano que Masip gana a Ekambi, y la posterior rápida reacción de Barba para quitar el gol de las botas de Chunkwueze en el rechace. En el 73' cantó la grada local el primero de los suyos pero de nuevo la defensa repelió en dos ocasiones los disparos francos del Villarreal.

 

Apretaba, y de qué manera, el conjunto local. Hasta que encontró el premio en un penalti provocado por Ontiveros y que Cazorla ejecutó magistralmente ya que Masip adivinó lado y altura, pero el lanzamiento fue perfecto. Era el minuto 76 y tocaba buscar la remontada.

 

No se amilanó el Real Valladolid, que sacó energía para lanzarse a por el empate. Cambió el guión y los locales se encerraron en su mitad para resistir las acometidas pucelanas, esperando cazar a la contra la sentencia. Salisu primero, y el poste después, evitaron la sentencia que llegaría finalmente en el 89' con un gol de cabeza de Ontiveros.

 

El próximo martes 24 de septiembre, a las 19 horas, el Estadio José Zorrilla abre sus puertas para vivir un importante partido, correspondiente a la jornada 6, frente al Granada. Ahí el Real Valladolid buscará ampliar su mochila de puntos, que ahora mismo cuenta con cinco, en la zona media baja de la clasificación de LaLiga Santander.