El equipo femenino de El Salvador arrasa en su último partido de pretemporada

Un touch durante el partido. J.Taboada

El C.R. El Salvador venció por 44 a 0 al C.R Gijón. La mala noticia fue el esguince de tobillo de Sandra Ocariz y la fractura del dedo de Helen, que las dejará en el dique seco varias semanas.

El equipo femenino de El Salvador ha disputado su último partido de pretemporada ante el C.R. Gijón. Con este encuentro, Víctor Acebes, entrenador chamizo, da por concluída la pretemporada. El encuentro se disputó con dos tiempos de 30 minutos debido a lo reducido de la expedición gijonesa que contaba con varias bajas. Así las cosas, El Salvador salió al campo con las ideas muy claras: “como se entrena se juega, no hay más”. Esta fue la última consigna de Acebes antes de abandonar el vestuario.

 

El quince blanquinegro salió muy motivado y con la lección aprendida. Muy serias en defensa y con las cosas claras en ataque no tardó en llegar el primer ensayo fruto de una jugada a la mano tras varios agrupamientos de la delantera. Inés Álvarez se fajó de varias contrarias y tras recorrer más de cuarenta metros ensayó junto a la línea de banda en el minuto 5 de partido. El Salvador continuaba haciendo su juego: touche a favor ganada, agrupamiento en maul dinámico, empuje, empuje, empuje y nuevo ensayo de Iris Prieto. El Chami se distanciaba en el marcador con una ventaja de 10 puntos en el minuto 8.

 

En el minuto 24, Paz Fernández consigue evitar el placaje de su marcadora y escaparse por el carril de 15 izquierdo ensayando. En esta ocasión Elisa Castro consiguió transformar dejando el marcador en un 17-0 con el que se llegó al final de la primera parte.

 

Aunque amenazaba tormenta en Pepe Rojo finalmente en lo meteorológico hubo suerte y respetó el tiempo, pero en lo rugbístico descargó con fuerza. Las chicas de Víctor Acebes iniciaron la segunda parte con la misma seriedad que la primera. Con esta motivación y sin tiempo para nada, Elisa Castro amagó la apertura del balón a la línea engañando a la defensa gijonesa, momento que aprovechó para irse por el centro y ensayar pegada a palos. Así las cosas, en el minuto dos de la reanudación el marcador reflejaba un 22-0.

 

Si por algo se ha caracterizado siempre este club es por su juego de delantera, y con el equipo femenino no iba a ser distinto. En el minuto 9, tras varios rucks, Trina Moir ensaya, 27-0. A los tres minutos Sandra Velasco vuelve a marcar un ‘try’ que transforma Elisa Castro. El tormentín estaba en pleno auge, 34-0 y aún no se había cumplido la mitad de la segunda parte. La cosa no terminó aquí, Mariana Martínez, muy activa durante todo el partido volvió a posar el oval en la zona de marca de Gijón en el minuto 20. Con el 39-0 las asturianas se quedaron con una jugadora menos por un placaje en fuera de juego. Tras el saque del golpe de castigo,  Patricia Carreño amplió el marcador hasta el 44-0 final.

 

Pese al gran encuentro de las chicas de El Salvador, la mala noticia fue el esguince de tobillo de Sandra Ocariz y la fractura del dedo de Helen, que las dejará en el dique seco varias semanas. Víctor Acebes no podrá contar con ellas en el primer encuentro de liga contra Burgos.