El empresario Enrique Cornejo abre el proceso para recuperar el Lope de Vega con una inversión de 14 millones

El Teatro Lope de Vega, en la actualidad. JAG

El espacio, propiedad de Unicaja Banco, se encuentra en un estado de abandono que necesita una actuación integral para su recuperación. 

Lo anunció en su cuenta de twitter, pero no es solo una intención. El empresario Enrique Cornejo (Valladolid, 1941), que gestiona entre otros el vallisoletano teatro Zorrilla, ha abierto tímidos contactos con Unicaja Banco para la adquisición del teatro Lope de Vega, en propiedad de la entidad bancaria desde el año 2008 cuando se denominaba Caja Duero.

 

La operación conjunta rondaría los 14 millones de euros. La mitad fue lo que pago la extinta Caja de Ahorros hace nueve años, cuando su presidente Julio Fermoso se enfrascó en esta aventura inmobiliaria que generó más de una controversia en su Consejo de Administración. Hoy, Enrique Cornejo asegura que se necesitarían al menos otros siete millones para restaurar todo el espacio cultural. "Su situación es muy mala, por no decir desastrosa, y habría que empezar prácticamente de cero", reconoce el promotor teatral. "El paso de los años y la falta de un mantenimiento serio han pasado factura y es necesaria una actuación total para recuperar escenario, patio de butacas, palcos, todo...", añade.

 

Enrique Cornejo quiere abrir la vía de diálogo con Unicaja Banco, pero reconoce que el proceso de recuperación será una "ardua tarea". El empresario avanza que su proyecto es "cien por cien privado" y que ya tiene diseñado el proyecto cultural que pretende desarrollar en el nuevo espacio. "Sería algo estable y especializado para convertir al Lope de Vega en un lugar de referencia".

 

Para Cornejo, la responsabilidad cultural de una "gran ciudad" como Valladolid merece un esfuerzo por recuperar este teatro. "Tengo una manera de plantearme las cosas y mi vida, tanto la personal como la profesional. Las prioridades en mis negocios son, principalmente, mantener mi estructura y pagar a mis trabajadores y creo que es importante tener siempre la mente abierta para crear proyectos que dejen un poso, como sería el caso del Lope de Vega en nuestra ciudad"

 

Acumulador de premios y reconocimientos por su trayectoria ligada a la promoción cultural, Enrique Cornejo espera alcanzar un acuerdo con Unicaja Banco y sacar del olvido a un teatro inaugurado en 1861, con capacidad para 850 personas en su sala principal y edificios anexos que colindan con la calle Veinte de Febrero y que han tenido diferentes actividades empresariales al margen de las culturales. El teatro cerró sus puertas al público en el año 2000, aunque la Orquesta Sinfónica de Castilla y León lo utilizó como sede de ensayos hasta 2006. En 2008 lo compró Caja Duero y, desde entonces, se han sucedido intentonas baldías para abrir de nuevo sus puertas. Cornejo espera que esta sea la definitiva.