El emblemático kiosko de 'La Chata' ya es historia en Valladolid

Una grúa procede a levantar completamente la estructura del kiosco.

Los operarios municipales terminaron de desmontar la estructura en el Atrio de Santiago, que lleva sin actividad desde el pasado mes de diciembre.

El popular kiosko ‘de la Chata' ubicado en Atrio de Santiago ya es historia. Los operarios municipales han terminado de desmontar la estructura que durante décadas ha formado parte del paisaje urbano del centro de Valladolid. Pero una vez que hace siete meses, el kiosko quedó sin servicio y no se renovó la concesión, desde el Ayuntamiento de Valladolid se pensó que lo más oportuno era eliminar esta construcción y que el espacio quedase diáfano.

 

Como ya ocurriera en 1985, cuando se planteó la peatonalización de la calle de Santiago y adyacentes, no se optó por la idea inicial de ubicar mobiliario urbano (bancos con jardineras) que hubieran entorpecido el tránsito peatonal, aunque finalmente se optó por conservar el kiosko, que data de 1915, según un estudio de la Fundación Joaquín Díaz.

 

Fue Saturnino Lorenzo el primer propietario de uno de los kioskos más emblemáticos y valorados de Valladolid. El kiosco era conocido como el de 'La Chata'. El apodo lo adquirió por Demetria Rodríguez, quien lo mantuvo hasta el año 2005, según esta misma fuente. Fue entonces cuando se efectuó el traspaso a Alejandro Ruiz, que hasta el pasado fin de año ha sido el dueño.

 

Desde el Ayuntamiento de Valladolid se consideraba que la superficie ocupada por la estructura era “como mínimo desproporcionada (en relación con la dimensión del atrio) y no acorde con el tratamiento que se había decidido para el resto del espacio recuperado. El atrio, por sus características espaciales y de los edificios que la conforman, debería mantenerse diáfano”, se explica en un documento del Área de Urbanismo, al que ha tenido acceso TRIBUNA.

Noticias relacionadas