El Ejército de Nigeria bombardea por error un campamento de civiles y mata al menos a 52 personas

MSF ha indicado que, de acuerdo con sus datos, 52 personas han muerto y otras 120 han resultado heridas. El Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), que también está presente en Rann, ha precisado que entre los fallecidos hay seis trabajadores de la Cruz Roja Nigeriana y que otros 13 han sufrido lesiones.

Más de 50 personas han muerto y más de cien han resultado heridas a causa del bombardeo que las Fuerzas Armadas de Nigeria han realizado este martes por "error" sobre el campamento para personas desplazadas de Rann, en el noreste, como parte de su lucha contra los terroristas de Boko Haram.

 

El director de Operaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF), Jean-Clement Cabrol, ha contado a Europa Press que helicópteros militares han lanzado dos bombas sobre el campamento para personas desplazadas de Rann.

 

MSF ha indicado que, de acuerdo con sus datos, 52 personas han muerto y otras 120 han resultado heridas. El Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), que también está presente en Rann, ha precisado que entre los fallecidos hay seis trabajadores de la Cruz Roja Nigeriana y que otros 13 han sufrido lesiones.

 

Ahora, ambas organizaciones coordinan con las autoridades nigerianas la evacuación de los heridos para recibir tratamiento médico, algunos podrían ser trasladados incluso a países vecinos, como Chad o Camerún, de acuerdo con Cabrol.

 

"Hacemos un llamamiento urgente a todas las partes para que faciliten las evacuaciones médicas por vía aérea o por carretera a los supervivientes que necesitan atención de urgencia" ha reclamado el director de operaciones de MSF en un comunicado.

 

 

El gobernador del estado de Borno, Kashim Shettima, ha ordenado al Ministerio de Salud regional que ponga en marcha un plan de emergencia para atender a las víctimas de este bombardeo. Ambulancias y personal sanitario se han movilizado en todos los hospitales estatales. "El foco debe estar en la evacuación", ha dicho en una nota oficial.

 

UN "ERROR"

 

El comandante de operaciones, el general Lucky Irabor, ha admitido que ha sido un "error". Irabor ha explicado, en declaraciones a la agencia de noticias NAN, que esta mañana han recibido "un informe sobre una concentración de terroristas de Boko Haram en torno a la zona de Kala Balge" y ha dado orden de actuar. "Desgraciadamente", ha proseguido, una vez lanzado el bombardeo se ha descubierto que "otros civiles estaban cerca de la zona y se han visto afectados".

 

 

Para Cabrol se trata "claramente" de un "error" porque los bombardeos han cesado en cuando los cooperantes presentes en Rann han alertado a las autoridades nigerianas de lo que estaba ocurriendo. No obstante, ha expresado su malestar porque conocían perfectamente la ubicación de este campo para desplazados internos.

 

Así, Cabrol ha avanzado que en los próximos días intentarán reunirse con representantes del Gobierno de Muhammadu Buhari para "discutir el tema de la protección a la población civil" y a las organizaciones humanitarias que trabajan en el noreste de Nigeria.

 

El presidente ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas, así como al Gobierno y los ciudadanos de Borno. "El Gobierno federal apoyará plenamente al Gobierno del estado de Borno a afrontar la situación y atender a las víctimas", ha prometido en otro mensaje.

 

La Fuerza Aérea nigeriana ha emitido un comunicado en el que anuncia la apertura de una investigación de este "desafortunado incidente" y promete informar puntualmente a la opinión pública y las familias de las víctimas de las conclusiones.