El Ejército convertirá una antigua fábrica de armas de Valladolid en un campo de entrenamiento de los más grandes de Europa

Soldados del Mando de Ingenieros de Salamanca del Ejército de Tierra, una unidad de 34 militares.

La nueva instalación, entre los términos municipales de Cabezón y Santovenia, tendrá una superficie de 504 hectáreas y 320 construcciones, entre ellas 232 edificios de diverso tipo

El Ejército de Tierra ha puesto en marcha un proyecto para convertir una antigua fábrica de armas de Valladolid, al lado de la actual base de ‘El Empecinado’, un campo de entrenamiento de combate urbano, que puede convertirse en uno de los más grandes de Europa.

 

El Centro Avanzado de Combate en Zona Urbana se situado entre el Campo de Maniobras y Tiro de Renedo-Cabezón, y la base militar ‘El Empecinado’, sede del Regimiento de Caballería Farnesio nº12 de la BRILAT, de la Agrupación de Apoyo Logístico número 61 (AALOG 61) y del Grupo de Caballería Acorazado Villaviciosa.

 

La nueva instalación tendrá una superficie de 504 hectáreas y 320 construcciones, entre ellas 232 edificios de diverso tipo, además de 174 hectáreas de bosque arbolado y 1.500 metros de túnel, lo que permitirá un adiestramiento en tres niveles: altura, subsuelo y bosque. Según fuentes del Ejército de Tierra, este proyecto se encuentra en fase de estudio por parte de la Cuarta Subinspección General del Ejército.

 

Los terrenos son actualmente propiedad del Ministerio de Defensa y se encuentran situados en los términos municipales de Cabezón de Pisuerga y Santovenia de Pisuerga. Para llevar a cabo el nuevo complejo de adiestramiento se requiere primero una certificación de suelos no contaminados, previa a su cesión al Ejército de Tierra, algo que está previsto llevar cabo entre lo que queda de este año y principios de 2021. 

 

‘Visión 2035’

El Estado Mayor del Ejército, en el documento ‘Visión 2035’, plantea que la instrucción militar se enfoque, en gran parte, a adquirir competencias para enfrentarse a situaciones que se desarrollen en ámbitos urbanos. Además, esta estrategia es un hecho otros ejércitos y la construcción de este tipo de campos de maniobras ya es una realidad en Estados Unidos o Alemania.

 

En los trabajos de acondicionamiento de los terrenos vallisoletanos están implicadas unidades especializadas en cada tipo de combate, a fin de desarrollar un documento que recoja las mejoras oportunas para adecuar las instalaciones actuales a unas enfocadas al combate en ambiente urbano instalaciones de apoyo, accesos, zonas de seguridad o la implementación de nuevas tecnologías, entre otras, señalaron fuentes del Ejército de Tierra.

 

La presencia de sensores, cámaras, consolas de datos y demás soportes, así como el uso de tecnología de última generación, es muy útil en este tipo de instalaciones. El empleo de la realidad aumentada, la inteligencia artificial o la robótica inteligente permite complementar estas experiencias, ampliando la capacidad de simulación de escenarios y situaciones de forma económica, y así evaluar con mayor rigor la actuación de las unidades ante los problemas a los que se enfrentan.

 

En esta “gran ciudad” se buscará materializar el mayor número posible de opciones: desde barriadas (con mayor o menor densidad de población) hasta infraestructuras clave (hospitales, estaciones de ferrocarril, puestos de policía, etc.). Con una ambientación muy real, en la que se incluirán ruidos, olores, vehículos abandonados o drones de vigilancia, se pretende que la logística y la tecnología permitan modificar los elementos (vías de acceso, interior de edificios, etc.) con el fin de dar mayores opciones de adiestramiento.

Comentarios

Manuel HR 16/10/2020 21:37 #1
.........¿ no se comenta nada de la descontaminación previa de restos de explosivo, pólvoras, propelentes etc.? Las líneas de producción de pentrita, exolita, trilita , etc. aún tienen restos el el subsuelo y conducciones que se abandonaros sin su limpieza o remoción.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: