El economista Daniel Lacalle recomienda a las empresas españolas que salgan al exterior

Foto: EUROPA PRESS

El 'gurú' de la economía ha estado esta mañana en Burgos en una charla organizada por España Duero y FAE. 

El economista Daniel Lacalle ha animado al empresariado español a salir al exterior porque "el futuro está fuera" y hay que ser conscientes de las "oportunidades" que existen en la actualidad en otros países.

 

Lacalle, quien ha impartido este jueves en la capital burgalesa la ponencia 'Oportunidades para el sector empresarial' organizada por España-Duero y la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), ha asegurado que la capacidad del territorio español para duplicar márgenes en la coyuntura económica actual es "mucho mayor" que la de otros países y ha remarcado que zonas como la de Burgos son "especialmente interesantes" para lograr este objetivo.

 

Al respecto, ha elogiado la formación, posicionamiento geoestratégico y combinación de ventajas fiscales que aglutina la capital burgalesa y ha destacado la necesidad de impulsar una "revolución fiscal" al entender que ningún país ha mejorado su patrón de crecimiento económico desde la represión fiscal.

 

A los empresarios asistentes, Daniel Lacalle les ha recomendado prestar especial atención al capital circulante y los sectores en los que la competencia está hecha para gestionar la sobrecapacidad y confiar en los cambios tecnológicos, alejando la idea de que éstos acabarán con la generación de empleo o las cotizaciones a la seguridad social.

 

"Ni la robotización, ni la tecnología, ni la globalización, ni China van a acabar con el empleo o las pensiones", ha aseverado Lacalle, antes de añadir que este tipo de creencias o comentarios "son sandeces".

 

A la ponencia 'Oportundiades para el sector empresarial' han asistido, entre otros, el director general de España-Duero, Carlos Ranera; el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, Antonio Miguel Méndez Pozo; el presidente de la patronal burgalesa, Miguel Ángel Benavente; y el subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz.