"El ecologismo propone respuestas políticas pero tiene un enfoque bastante amplio"

Este viernes 8 de diciembre arranca en Valladolid el VII Congreso Federal de Ecologistas en Acción donde se abordará, junto a temas como el Cambio Climático, la pérdida de la biodiversidad y las fuentes de energía, el cómo articula el ecologismo el problema de la pobreza y la desigualdad social.

Valladolid acoge desde este viernes 8 de diciembre, y hasta el domingo, el VII Congreso Confederal de Ecologistas en Acción, foro al que asistirán más de 200 personas en representación de los cerca de 300 grupos locales que actúan en toda España y que cuenta con eventos de entrada libre y gratuita. En este ágora se abordarán temas como el Cambio Climático, las fuentes de energía y la pérdida de la biodiversidad, pero también se quiere profundizar en cómo el discurso ecologista articula la pobreza y la desigualdad social que "genera el modelo económico".

 

Lo explica Elvira Cámara, portavoz de Ecologistas en Acción, quien reconoce que tocarán asuntos "que aparentemente no son ecologistas pero cuando profundizas un poco tienen mucha relación con el ecologismo social". Por ejemplo, este viernes 8, a las 12 horas en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero, tendrá lugar una mesa redonda abierta a todo el público que contará con la participación de "un cura de Salamanca que trabaja a diario con personas en riesgo de exclusión social, para que nos diga qué elementos necesariamente tenemos que incluir dentro del discurso ecologista social; también participa una profesora de la Universidad del País Vasco para hacer un enfoque global sobre cómo el capitalismo genera grandes desigualdades, y también desde una perspectiva medioambiental; y un tercer invitado hará una crítica constructiva para saber cómo hacer nuestras propuestas más universalizables".

 

Sobre la importancia del movimiento ecologista, su vinculación con el feminismo, y su capacidad para cohesionar a personas de varias ideologías, Elvira Cámara explica que "el ecologismo es política, propone respuestas políticas, pero creo que hay más heterogeneidad que en otros campos" y profundiza en su análisis: "Sí, difícilmente vas a dar respuestas al Cambio Climático desde el neoliberalismo, pero creo que el ecologismo tiene un enfoque bastante amplio, a todos nos une una cuestión común que nos lleva a determinadas propuestas para solucionar los problemas ambientales, y pasa por cambiar el modelo económico de consumo".

 

Un cambio que está presente y que se asientan en varios pilares: "Apostar no solo por productos ecológicos, sino de cercanía; por cooperativas de consumo eléctrico que no solo dan alternativas a las grandes eléctricas basadas en energías no renovables, sino que ponen en la mesa cuestiones como el oligopolio eléctrico; medidas relacionadas con el transporte, dejar de usar el vehículo privado para trayectos cortos; se trata de ver que se pueden hacer las cosas de otra manera".

 

¿Qué más se puede hacer a nivel individual? Cámara opina: "Tenemos capacidad para generar soluciones colectivas, porque las soluciones no van a pasar por unas pocas personas, no va a haber un héroe que nos salve a todos como en las películas. Debemos cambiar nuestros hábitos de consumo, dónde satisfacer nuestras necesidades, y plantearnos cuáles son estas".

 

Desde Ecologistas en Acción llaman a la acción porque "lo realista es transitar hacia las energías renovables y abandonar a corto plazo el carbón y la nuclear, lo que no es realista es hacer lo contrario", y critican además que "muchos gobiernos, entre ellos el nuestro, van a las cumbres de Cambio Climático a hacer postureo y decir que estamos muy concienciados, pero luego no se implementa ni una medida para hacer efectivo eso que se dice".

 

El VII Congreso finalizará el domingo con una 'marcha reivindicativa por la calidad del aire', con salida a las 12 horas desde la Plaza Poniente. Una forma de visibilizar el modelo de ciudad que imaginan desde Ecologistas en Acción: "Ciudades diseñadas para las personas, no para alimentar un modelo basado en el consumo. Donde haya más vida en los barrios, con espacios de convivencia y construcción de alternativas. Ciudades con un aire mucho menos contaminado, donde probablemente no haya tantos comercios con productos que no necesitamos traídos de bien lejos, y sí con productos de cercanía. Mucho más habitables y con más vida en común".