El documento que confirma que Mario de Fuentes (VOX) iba a convertirse en diputado de Agricultura

Imagen de Mario de Fuentes y del decreto por el que se convertía en diputado de Agricultura. TRIBUNA

Finalmente, el Gobierno de la Diputación se ha conformado con el pacto PP-C's y ha dejado fuera a la formación de VOX.

La elección de la presidencia de la Diputación de Valladolid así como la posterior formación de Gobierno ha sido todo un esperpento. Primero con el pulso del anterior presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero, con la dirección nacional del partido que terminó con el propio Carnero echándose a un lado (luego obtuvo la consejería de Agricultura y ganadería de la Junta) y aceptando in extremis a Conrado Íscar como nuevo presidente de la Diputación.

 

Pero la situación surrealista no iba a terminar ahí. Porque el penúltimo episodio ocurrió este miércoles. Conrado Íscar ya tenía decidido y formado su equipo de Gobierno, con todas las áreas repartidas. Necesitaba del apoyo externo de uno de los partidos políticos (al PP le faltaba un diputado para la mayoría absoluta) e Íscar eligió a VOX, en lugar de a Ciudadanos.

 

Tanto es así que había firmado el decreto por el que el diputado de la formación de Santiago Abascal, Mario de Fuentes, se convertiría en el próximo diputado de Agricultura y Ganadería de la Diputación de Valladolid, tal y como adelantó a este periódico.

 

Con lo que no contaba el nuevo presidente, es que las maquinarias regionales y nacionales de los partidos, el Popular y Ciudadanos, se iban a poner a trabajar para arruinar este pacto y que el Gobierno de coalición fuera PP-C’s, fruto del pacto general firmado por las dos formaciones. Tras publicar TRIBUNA el reparto de áreas y los diferentes diputados elegidos para ocupar las carteras que había definido Conrado Íscar, el presidente tuvo que dar marcha atrás en su decisión de pactar con VOX.

 

Una vez más, al igual que en el ‘Caso Carnero’, Génova se imponía y elegía como socio preferente a Ciudadanos. Gema Gómez –la portavoz de Ciudadanos- se salía con la suya y alcanzaba la vicepresidencia segunda. Cabe recordar que minutos antes del pleno de investidura ya anunció su voto favorable al nuevo presidente y exigía una vicepresidencia.

 

Conrado Íscar tenía que tragar un sapo de los gordos y hablar con Mario de Fuentes para decirle que estaba fuera del Gobierno, aunque el propio diputado de VOX el pasado martes 23 de julio hubiera firmado el decreto (emitido por la Presidencia  con número 3.422) por el que aceptaba la cartera de Agricultura, Ganadería y Calidad del Agua.

 

Tal y como reconocía a TRIBUNA, un resignado Mario de Fuentes explicaba lo sucedido: “Teníamos un acuerdo verbal con Jesús Julio y después Conrado Íscar me lo respeta. Nosotros entrábamos en el equipo de Gobierno y yo me hacía cargo de Agricultura”. Pero los acontecimientos se sucedieron y la situación cambió radicalmente este mismo miércoles: El presidente de la Diputación anunciaba a los medios de comunicación que la negociación con Ciudadanos estaba cerca. “Conrado se ha disculpado conmigo esta mañana. Le han llamado de Génova y no podemos mantener el acuerdo al que habíamos llegado”, aclaraba el diputado de Vox. TRIBUNA ha tenido acceso al decreto firmado por el propio De Fuentes en el que aceptaba el cargo.

 

Mario de Fuentes pasaba de ser el diputado de Agricultura y entrar en el Gobierno a quedarse en la oposición, compuesto y sin cartera; un área tan importante para la provincia de Valladolid como el Agricultura y Ganadería, que ahora ha quedado diluido en las competencias de los nuevos diputados. 

Noticias relacionadas