El director deportivo del Real Valladolid, "seguro" de la continuidad de Luis César "aunque pierda" contra el Rayo"

Miguel Ángel Gómez, director deportivo del Real Valladolid. SERGIO SANZ

Miguel Ángel Gómez afirmó que el entrenador está "muy centrado" en ganar al conjunto vallecano en la presentación de Lukas Rotpuller.

Lukas Rotpuller, el último fichaje del Real Valladolid, debía haber sido el centro de atención en el día de su presentación, pero la actualidad manda. Miguel Ángel Gómez, que le acompañó, la captó toda debido a la fuerte corriente que saca a Luis César Sampedro del banquillo blanquivioleta.

 

El director deportivo se mostró tranquilo y aseguró que sigue "manteniendo el argumento de Lorca". "Estamos contentos con él, en líneas generales, pero vemos un defecto a corregir", señaló. Ese error no es otro que la defensa, ya que el Pucela continúa pecando de lo mismo después de varios meses para subsanarlos.

 

Respecto al posible cese de Sampedro, Gómez dejó claro que no se producirá, al menos de momento. "Vamos a ganar al Rayo. Estoy seguro de que no le vamos a cesar aunque pierda", afirmó. Incidió en que ve al técnico "muy centrado" en ganar al rival de este domingo (18:00 horas) en Zorrilla. "Si ganamos, nos metemos ahí", apuntó. Para ello seguirán "buscando soluciones""No vamos en mala línea, pero fuera de casa hay momentos de incertidumbre".

 

El director deportivo también aclaró que no tiene "entrenador para el año que viene". "Me parecería una falta de respeto. Luis tiene una cláusula para que siga en caso de ascenso", señaló. También desmintió las informaciones que colocan a Pep Lluís Martí y a Joaquín Caparrós en el banquillo blanquivioleta. "Son amigos míos, pero eso no quiere decir que vayan a venir. Los entrenadores van a ver fútbol a los palcos; son situaciones normales", explicó.

 

EL NUEVO, "PREPARADO"

 

LUKAS ROTPULLER. SERGIO SANZ

 

El propio Miguel Ángel Gómez definió a Rotpuller como un jugador "agresivo" y "contundente". "Se ajustaba a nuestras exigencias de mercado. A última hora le llegaron cosas de la MLS y apostó por venir aquí", explicó.

 

Mientras, el austríaco aseguró estar "preparado" para su estreno cuando el entrenador lo crea conveniente. "Es diferente entrenar solo a hacerlo en grupo. Me siento muy bien físicamente", expresó. Y es que llega a Zorrilla después de estar inactivo desde el curso pasado por "asuntos privados", que le hicieron estar sin equipo hasta ahora.

 

El fútbol cambia de un país a otro en su manera de jugarlo, y entre sí ve algo diferente con el español: "Puede que sea más rápido y diferente, pero no creo que mucho más que el de la liga de Austria". No quiso mojarse con los fallos en defensa del Pucela, donde actuará tras su llegada, pero afirmó que pondrá de su "parte" para arreglarlos.

 

Vio el partido contra el Córdoba en el vestuario, junto a otros compañeros que no viajaron hasta la capital andaluza y sobre lo que ocurrió tiró del tópico "es fútbol". Mientras, de su futuro tampoco aclaró nada, ya que su contrato terminará el próximo 30 de junio. "Sería una buena opción seguir, pero pienso en el presente", sentenció.

Noticias relacionadas