Cyl dots mini

El dibujante francés Aurel recuerda en su película la vida del republicano exiliado Josep Bartolí

El productor de la película, Jordi Oliva, junto a su director, Aurel.

‘Josep’ recorre la evolución creativa del artista, desde su llegada a un campo de concentración en el sur de Francia huyendo de la represión franquista, hasta su coronación en Nueva York

El dibujante francés Aurélien Froment, más conocido como Aurel, ha acudido a Valladolid para presentar en la 65 Semana Internacional de Cine (Seminci) su largometraje 'Josep', un filme "dibujado, que no de animación", en el que rinde homenaje al catalán Josep Bartolí, cuyos trazos han inspirado este particular mapa del exilio español a Francia: la retirada.

 

Unos meses antes de que Francia entrase en la Segunda Guerra Mundial, en febrero de 1939, la región sureña de Occitania vivió la llegada de alrededor de 500.000 refugiados españoles que buscaban asilo, huyendo tras la caída de Barcelona durante la Guerra Civil. El gobierno francés, abrumado por la oleada, decidió encerrarlos en campos de concentración. En uno de ellos se encontraba el dibujante catalán Josep Bartolí, que plasmó con su trazo la dura realidad que vivían los prisioneros.

 

En el día de la gala del ciñe español de la Seminci, 'Josep' ha abierto las proyecciones recuperando este episodio "vergonzoso" y "olvidado" en Francia, según ha reconocido el propio director de la cinta, Aurel, en una entrevista concedida a Europa Press.

 

Apasionado confeso de la historia española y la Guerra Civil, ha señalado que "había poco en lo que basarse para contar un momento tan olvidado en Francia", una laguna que ha atribuido tanto a la "vergüenza" que supuso como a la irrupción de la Segunda Guerra Mundial unos meses después, que "borró el rastro" de todo lo anterior.

 

Ahora, ha explicado, se conoce un poco más gracias al Memorial del Campo de Rivesaltes, espacio de referencia de la historia del internamiento y de los desplazamientos forzados en Francia. No obstante, ha comentado que, echando un vistazo al libro de historia de su hija, en los últimos cursos del instituto, apenas se habla, por ejemplo, de la Guerra Civil española: "como para hablar de los campos de la vergüenza", ha lamentado.

 

Es así como, partiendo de dos de sus pasiones, como son el dibujo y la historia, se encontró con el personaje de Josep Bartolí, un personaje que le sirvió finalmente como excusa para realizar el homenaje que es 'Josep'. "Quería hacer una película no tanto animada sino más bien dibujada; la historia que quería contar es un homenaje al dibujo y el personaje principal que me permite hacerlo es Josep Bartolí. Además de que contando su vida se pueden contar también varias otras cosas", ha aseverado Aurel.

 

En este sentido, ha incidido en que se acercó a la historia de dos maneras. La primera de ellas, desde la perspectiva del dibujante de prensa que es, pues vio en la figura de Josep Bartolí una historia "muy potente" relacionada, además, con la de su propio país. La segunda, ya como ciudadano francés, fue la legitimidad de retratar un momento histórico al que su país no quería mirar y que, además, tiene sus "ecos en el mundo actual", pues el drama de los refugiados nunca ha cesado.

 

"La historia siempre regresa y, aunque 'Josep' se centre en algo que ocurrió hace 80 años, espero que también permita mirar de manera diferente a los exilios y las migraciones que también ocurren hoy en día", ha apuntado Aurel.

 

Por otro lado, aunque la película parta de los dibujos realizados por Bartolí durante su estancia como prisionero en uno de los campos de concentración franceses, el universo sonoro que construye la cantante Silvia Pérez Cruz --que también da voz a dos personajes femeninos en la cinta, entre ellos el de Frida Kahlo-- cobra también especial importancia en este homenaje al trazo.

 

"Ya conocía su trabajo pero contacté con ella para preguntarle si podía usar su versión de 'Pequeños Vaivenes', basada en un poema de Federico García Lorca, aunque finalmente utilizaríamos la versión de otro poema, 'Todas las madres del mundo', de Miguel Hernández", ha comentado Aurel. Después, le propuso dar voz a dos personajes en la película y, al final, ambos estaban tan inmersos en el proyecto que, según ha reconocido el director, no necesitaban hablar para entenderse por su "similar manera de entender el arte".