El 'Día sin Coches' reabre el debate de la peatonalización del centro de Valladolid
Cyl dots mini

El 'Día sin Coches' reabre el debate de la peatonalización del centro de Valladolid

"Contaminación", "carriles bici" y "el comercio en el centro" son algunas de las preocupaciones de estos ciudadanos ante una posible futura peatonalización completa. 

22 de septiembre. Valladolid se suma al movimiento europeo del Día sin Coche. Durante toda la jornada (de 10 de la mañana a 22 horas) se cortará el tráfico rodado en el centro de la ciudad, lo que se ha denominado 'la almendra'. 

 

 

En este día los únicos vehículos que pueden acceder al centro son los turismos de los residentes, los autobuses que también celebran el Día sin Coche con billetes de gratis, los taxis, bicicletas, vehículos eléctricos, emergencias y vehículos que lleven la tarjeta de movilidad reducida.

 

¿Pero qué opinan los vallisoletanos al respecto? ¿Y si en el futuro en vez de ser sólo un día el centro cortado al tráfico fuera una realidad por siempre? ¿Se podría llevar a cabo una peatonalización del centro completa?

 

A Naiara, una peatón de camino a su trabajo, le parece bien la celebración del día sin coche porque ella cree que “el ambiente necesitaba un poco de oxigenación”. Además matiza que “no uso coche para nada, voy a todos los sitios andando”.

 

La misma opinión comparte Silvia Velasco que mientras disfruta de un paseo por el centro de Valladolid asegura que “en cierto modo está bien porque la contaminación nos afecta”, pero ella, pensando en su caso particular expone “vivo en un pueblo y me traen en coche al centro que es donde tengo todas mis actividades y me viene un poco mal”, el que no se pueda entrar al centro con coche, pero rectifica y piensa que “siempre te pueden dejar al lado e ir andando”.

 

Esta joven cree que una peatonalización en el centro en un futuro es posible “si fuera solo en la zona del casco antiguo” porque según ella “si va más allá, el comercio en el centro va a bajar mucho porque la gente que viene a comprar en coche pues no va a venir” así que concluye explicando que “depende de cómo lo hicieran”.

 

Y es que según la opinión de Velasco, la peor parte se la llevarían los comerciantes, cosa que confirma Rubén, un quiosquero de Fuente Dorada que tilda el día sin coches de “mamarrachada”.

 

Este comerciante piensa que si en un futuro el centro se peatonalizara “sería un desastre” porque cree que “el centro se quedaría desierto”. Además para él “Valladolid es ciudad de coche y no nos damos cuenta”. Finaliza dejando una frase en el aire “muy bonita la idea de Valladolid en bici, pero…”.

 

Eso mismo opina José María García, “no se tiene que hacer tantos carriles bici”, según el hombre de 63 años “las bicis hay que mandarlas por fuera del centro y el que quiera venir al centro que venga andando que es muy sano”.

 

En esta misma línea se refleja todo su pensamiento, para él, el día sin coche está “muy bien aunque piensa que llega tarde, “lo tenía que haber hecho Bolaños”, un antiguo alcalde de Valladolid. “Ahora ni un coche por el centro, quien quiera venir a comprar que venga andando”.

 

Para José María el principal problema residen en que “nos hemos hecho muy cómodos”. Apela a “los domingueros” como los causantes de los embotellamientos” porque según él  “el que de verdad saca el coche para venir a trabajar no está por el centro, va por las afueras”.

 

Reconoce el mérito a Óscar Puentebien hecho está” y añade “el centro es sólo para los peatones y las carreteras para los coches”. Si fuese por él no dejaría por el centro que pasase ningún coche, “ni uno”. Porque según su opinión “es muy bonito ir por las calles sin ningún coche, vas tranquilo y sin accidentes”.

 

De las cuatro personas con las que Tribuna ha hablado, dos de ellas están en contra de la bicicleta mientras que las otras dos no se pronuncian. Sin embargo, tres de ellas están a favor de una próxima peatonalización del centro, mientras que el quiosquero, por su parte, cree que “sería un desastre”.

Noticias relacionadas