El detenido por el crimen de Parquesol se "autoinculpa", mientras que la Policía sigue a la espera de la autopsia

Luis Antonio Gómez Iglesias y José Antonio Campesino explican la situación del caso. SERGIO SANZ

Pese a que el hijo de la mujer se declaró culpable de los hechos y hay "bastantes indicios" de que sea el autor, el cuerpo no procederá a su detención hasta que lo confirmen las pruebas científicas.

La autopsia de la mujer fallecida en la vivienda de la calle Federico Landrove Moiño fue iniciada en la mañana del pasado jueves, según informó el comisario jefe provincial de la Policía Nacional, José Antonio Campesino, quien aseguró que "todavía no hay datos" de ella. "Se trasladaron diligecias al juzgado y el detenido iba a pasar a disposición judicial en Benidorm", explicó.

 

Reconoció que hubo "bastantes indicios de crimen para proceder a su detención" y que la línea de trabajo es "potente". "Se están analizando documentos videográficos y por escrito. Hay un indicio real de culpabilidad, pero tenemos que confirmarlo", señaló. De hecho, admitió que "se ha autoinculpado".

 

Desde la Policía desmintieron que hubiera grabado el presunto crimen, como publicaron algunos medios. Lo que sí aclaró el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias, es que "no había signos de violencia externa". Apuestan por dar pasos firmes en el caso, ya que la mujer "tenía una patología crónica de base que le obligaba a estar en su casa". "Recibió tratamiento médico e iban a atenderla. Es el motivo de ser todavía más cautos", sentenció.

Noticias relacionadas