El derbi vallisoletano tuvo, una vez más, color chamizo

El Salvador se anotó una victoria (23-24) contra el VRAC

23 - VRAC: Pita Anae, Steve Barnes, Alberto Blanco, Dani Sthor, Jakobus Horn, Jose Basso, Kalo Gavidi, Matthew Axtens, Iván Espeso, Steve Alfeld, Fede Castiglioni, Gareth Griffiths, Alejandro Alonso, Va´a Mailei y John Wessell Bell

También jugaron: Álvaro Abril, Álex G. Müller y Pablo Miejimolle

 

24 -  El Salvador: Leandro Wozniak, Dani Marrón, Andrés Alvarado, Fernando González Altés, Michael Walker Fitton, Matthew Foulds, Gerardo de la Llana, Joe Mamea, Juan Ramos, Graaff, Jean Ives Zebango, Thomas Pearce, Jonathan Carter, Raphael Blanco y Alberto Díaz


Parciales: 0-3, min. 2: Transformación de castigo de Graaff; 3-3, min. 4: Transformación de castigo de Griffiths; 10-3, min. 12: Ensayo de Jose Basso y transformación de Gareth Griffiths; 10-10, min. 29: Ensayo de Pearce y transformación de Graaf; 13-10, min. 31: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 16-10, min. 38: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 23-10, min. 65: Ensayo de castigo y transformación de Gareth Griffiths; 23-17, min. 63: Ensayo de Víctor Sánchez y transformación de Graaff; 23-24, min. 72: Ensayo de castigo y transformación de Graaff

 

Árbitro: Jorge Molpeceres. Amonestó a Zebango, Daniel Sthor, Leandro Wozniak, Alberto Blanco, Dani Marrón y Pita 

 

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 14 de la División de Honor de rugby

El derbi vallisoletano no defraudó. El Salvador se anotó también el derbi de la segunda vuelta en la División de Honor y el Quesos suma su segunda derrota en siete días. El resultado, 23-24, es idéntico al que decantó la Liga 2015/2016 a favor de los chamizos, que una vez más supieron gestionar mejor los minutos finales del partido. El VRAC pudo cerrar el encuentro cuando el marcador reflejaba un favorable 23-10, pero varios errores tontos condenaron a los queseros, incapaces de reaccionar en el tramo final y penalizados por la amonestación a Pita. Un golpe de castigo pudo valer la victoria, pero el oval se quedó corto y El Salvador se apuntó un triunfo que aprieta las cosas por la parte alta de la clasificación.

 

Los primeros minutos volvieron a poner de manifiesto la superioridad en delantera y el VRAC fue labrando su ventaja gracias a la paciencia y la actitud, mejorada con respecto a la Copa. El colegiado Jorge Molpeceres estableció desde el comienzo un rasero que marcaría el devenir del partido, con hasta seis amarillas, alguna de ellas más que discutible.

 

El duelo de pateadores entre Gareth Griffiths y Johannes Graaff dejaba un 3-3 al poco de comenzar el duelo que el VRAC rompió con un ensayo firmado por Pita pero trabajado por todo el equipo. La respuesta del Silverstorm no se hizo esperar. Pese a la buena defensa, el Chami insistió en ataque y Pearce puso las tablas a 10 minutos del descanso. Quedaba tiempo para que Griffiths, con el pie, pasase entre palos dos castigo que daban en el intermedio una ligera ventaja al Entrepinares (16-10). Ambos, centrados, habían estado precedidos de varias posibilidades de ensayo sin éxito.

 

Tras el descanso, el VRAC volvió a poner en apuros a su rival y desplegó su mejor versión sobre el césped de Pepe Rojo. Poco a poco llevaba el encuentro a su terreno y la afición confiaba en volver a ver una victoria de los suyos. Griffiths aseguró otros tres puntos y el Quesos entendió que era el momento de romper el partido a su favor. Pareció conseguirlo con un ensayo de castigo que reconocía el cerco que los de Merino habían puesto sobre la zona de marca blanquinegra. Diez minutos dentro de su veintidós obligaba a El Salvador a frenar las acometidas azules de cualquier manera, y otros siete puntos subieron al marcador de Pepe Rojo (23-10).

 

El Salvador nunca se rindió, tuvo más confianza que sus rivales y llegó la victoria. Una jugada de ataque por el lado derecho entre Bell y Álex Müller acabó con el balón en las manos de Zebango. El Quesos no pudo parar la contra del Silverstorm y permitió a Víctor Sánchez encontrar un inexplicable hueco que despertó a los de Juan Carlos Pérez. El 23-17 dejaba a golpe den ensayo más transformación la remontada y el VRAC se atrincheró sin remedio mientras el Chami jugaba con su ansiedad. Un ensayo de castigo que nivelaba la balanza puso un punto por encima a El Salvador y el Quesos se bloqueó. Podía haber aparecido el equipo que obró el milagro en el Baldiri Aleu, pero la versión de los minutos frente al Alcobendas se repitió y el pitido final llegó con El Salvador más cerca del bonus que el VRAC de la victoria.