El deporte de Valladolid se mueve con el patrocinio de Renault Vasa Arroyo

Representantes de los clubes que reciben el patrocinio de Vasa Arroyo con el gerente de la firma, José Luis López Valdivieso.

El concesionario de Renault ha presentado este martes sus patrocinios al Club Atletismo Valladolid, VRAC, Valladolid Tenis de Mesa, BSR Valladolid, el premio Joven Promesa Deportiva y la Gala del Deporte de 2017.


 

El concesionario Renault Vasa Arroyo se ha venido significando en los últimos años por entender los latidos de Valladolid y su apoyo en diversas facetas es constante. En este caso, el deporte es una de las actividades que cuenta con su ayuda en forma de patrocinio. Las renovadas instalaciones de Vasa Arroyo han acogido este martes la presentación conjunta de estas colaboraciones, indispensables para el funcionamiento de los diferentes clubes que las reciben.

 

El Club Atletismo Valladolir, VRAC, Valladolid Tenis de Mesa y el BSR Valladolid cuentan con las aportaciones económicas y materiales de Vasa Arroyo, que además patrocina el premio a la Joven Promesa Deportiva de la ciudad y se ha implicado en la Gala Nacional del Deporte que acogerá Valladolid en 2017. "Para nosotros es una satisfacción poder prestar este apoyo a los clubes que representan a Valladolid", asegura el gerente de Vasa Arroyo, José Luis López Valdivieso. Sin esa cultura que él entiende como nadie para estar cerca de las necesidades de la ciudad, las actividades de estos clubes estarían mucho más recortadas.

 

 

En representación de los equipos de Valladolid habló Inmaculada Gato, auténtica impulsora del tenis de mesa en la ciudad que no dudó en calificar el patrocinio de Vasa Arroyo como "fundamental". Gato recuerda que, en su día, "le explicamos nuestro proyecto a José Luis y de inmediato nos prestaron una ayuda esencial para nosotros". Los representantes de VRAC, Club Atletismo Valladolid y BSR Valladolid, presentes en esta presentación, asumieron las palabras de Inmaculada Gato.

 

Una foto de familia rubricó la alianza entre Vasa Arroyo y el deporte de la ciudad, que en estos casos rueda gracias a su fiel apoyo.