El delegado del Gobierno invita a los vallisoletanos a disfrutar "en exclusiva" el Museo de Escultura

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, ha animado a los vallisoletanos a aprovechar el privilegio de poder disfrutar "en exclusiva" a partir de este martes el Museo Nacional de Escultura, el cual ha visitado este martes, día en el que reabre sus puertas al público, acompañado del subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, y la directora del espacio, María Bolaños.

 

Izquierdo ha recordado que las limitaciones de movilidad entre provincias impiden actualmente la visita a ciudadanos de fuera de Valladolid, de modo que solo los residentes en la provincia pueden, hasta que se levanten las restricciones a la libre circulación, recuperar el contacto con el Museo, que lleva el nombre de Valladolid, Castilla y León y España, "por todo el mundo".

 

El delegado ha afirmado que esta es una oportunidad "única" de disfrutarlo, y por tanto, recuperar la relación "directa y tangible", más allá de lo virtual, con la cultura. "Para cualquier ser humano es imprescindible, porque nos construye como personas, como sociedades, y nos identifica, además, de cara al exterior", ha aseverado.

 

Consciente, además, de la "potencia" del museo, ha animado a "aprovecharla y divulgarla", porque este es un elemento de valor patrimonial "enormemente singular", y porque a veces no se valora lo suficiente lo que se tiene cerca, ya que se da "por supuesto".

 

Izquierdo ha agradecido a la directora del Museo y a sus 66 trabajadores la labor realizada durante estos tres meses de confinamiento, alimentanda con el arte que albergan estos edificios las redes sociales y ofreciendo visitas virtuales.

 

De igual modo, ha añadido un "profundo reconocimiento a su esfuerzo" para acondicionarlo para la reapertura, ajustándolo a las medidas de seguridad que exige la normativa sanitaria de la Subdirección General de Museos Estatales, puesto que "con su empeño, consiguen que esta siga siendo la joya que es".

 

Según ha explicado la directora del Museo, María Bolaños, las visitas a partir de hoy solo pueden realizarse de manera individual o en familia, pero no en grupos, además de que el aforo está limitado al 30 por ciento y se prevé la limitación del número de personas en cada sala para asegurar un espacio de seguridad de 16 metros cuadrados.

 

Asimismo, a la entrada del recorrido, que se ha señalizado, hay dispensadores de gel hidroalcohólico.