El cumplimiento de los Derechos Humanos, con más sombras que luces

El 10 de diciembre se conmemora el aniversario de la redacción de la Declaración Universal, proclamada en 1948 por las Naciones Unidas. Pero, según denuncia Amnistía Internacional en su informe anual, el mundo está lejos de cumplir. Y España no se libra.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Parece evidente que el primer punto de la Declaración Universal de los Derechos Humanos no se cumple. 

 

Hoy 10 de diciembre se celebra el Día Mundial por los Derechos Humanos, en el que se conmemora el aniversario de la Declaración que en 1948 proclamaron los países en el seno de la prácticamente recién creada Organización de las Naciones Unidas. Fue en París, y este texto ha inspirado multitud de tratados internacionales que buscan proteger y promover los artículos que aquí se contienen.

 

Traducida a más de 500 idiomas, según informa Naciones Unidas, en sus 30 artículos se hace un alegato por la igualdad y dignidad de las personas vengan de donde vengan, la defensa de sus libertades de credo y pensamiento, contra la esclavitud y las torturas, derecho a la seguridad y al trabajo. Un carta con artículos que rezan que "nadie podrá ser arbitrariamente detenido" o que "en caso de persecución toda persona tiene derecho a buscar asilo en cualquier país".

 

Pero la realidad choca contra la teoría. Según denuncia Amnistía Internacional (AI) en su informe sobre los Derechos Humanos en el mundo para 2015 y 2016, la mayoría de países atentan en mayor o menor medida contra estos derechos fundamentales de las personas. También España, que no sale muy bien parada de un informe en el que Suecia, Canadá y Uruguay son tres de los países donde más se respetan las libertades y derechos de los individuos. En el lado contrario, Siria, República Democrática del Congo, Somalia o Sudán del Sur son algunos de los ejemplos más negativos.

 

Contra la libertad de expresión y violencia en la frontera

 

Amnistía Internacional destaca que en España, con la entrada de la llamada 'Ley Mordaza' (Ley de Seguridad Ciudadana), se "tipificaban delitos que podían limitar de forma desproporcionada el ejercicio legítimo de los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica".

 

Además en mayo de 2015 el Comité de la ONU mostró su preocupación y recomendó a España que modificara "la definición de la tortura en su legislación, y que investigara de forma efectiva todas las denuncias de tortura y otros malos tratos" según indica AI, algo en lo que también coincide la ONG internacional Human Rights Watchs (Observatorio de los Derechos Humanos), que detecta en España actuaciones contrarias a la Declaración de 1948.

 

El derecho de las personas refugiadas en España también es algo que preocupa a las Organizaciones que promocionan los derechos humanos. En especial se mencionan las "devoluciones sumarias" de inmigrantes en la frontera con Marruecos, así como "los retrasos y la ineficacia de las investigaciones relacionadas" con malos tratos en los puestos fronterizos y en centros de detención (los CIE, Centro de Internamiento de Extranjeros, un instrumento de la Unión Europea). El velar por el derecho de los migrantes es precisamente una de las asignaturas pendientes de España.

 

Violencia contra las mujeres, desahucios, y aborto

 

Tanto Amnistía Internacional como Human Rights Watch también inciden en otros aspectos presentes en el día a día de la sociedad española. La violencia contra las mujeres es otro de los puntos importantes ya que en 2015 fueron 57 las asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas. En cuanto al derecho a la vivienda, el informe de AI apunta que "las medidas adoptadas para mejorar la situación de las personas en riesgo de perder su hogar no proporcionaban un recurso efectivo a aquellas cuyo derecho a la vivienda podía verse vulnerado". Y, también como aspecto destacado, se hace mención a los derechos sexuales y reproductivos ya que señalan que los diferentes organismos de la ONU "instaron a España a no restringir el acceso de mujeres y niñas a los servicios de aborto seguro y legal", a raíz de los cambios legislativos que según se indica podían obligar a las mujeres "a recurrir al aborto clansdestino que ponía en peligro su vida y su salud".