El cuerpo de Laura Luelmo tenía más de 40 golpes y la joven zamorana murió de una pedrada en la cabeza

Laura Luelmo

El informe de autopsia confirma que el cuerpo de la joven zamorana presentaba más de 40 lesiones y restos del presunto asesino repartidos, pero no de semen.

El cuerpo Laura Luelmo, la profesora zamorana asesinada en diciembre pasado en El Campillo (Huelva) a manos presuntamente de Bernardo Montoya, tenía “más de 40 lesiones” en el cuerpo, la mayoría de ellas en la cabeza. Así se desprende del informe de la autopsia al que ha tenido acceso un medio de comunicación de Huelva, que confirma también que uno de esos golpes en la cabeza se habría producido con una piedra y le causó la muerte. El dato del fuerte golpe en la cabeza surgió nada más comenzar la investigación.

 

El informe confirma restos biológicos del investigado por asesinato y agresión sexual pero no de semen. La autopsia realizada el pasado diciembre en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Huelva ya reveló que Laura Luelmo sufrió el golpe en la frente que provocó su muerte.

 

Según el informe preliminar de la autopsia, al que ha tenido acceso el digital Huelva Información los daños que presenta Luelmo “son compatibles en su producción con haber sido golpeada con un objeto de caracteres inciso-contusos, con transmisión de suficiente fuerza viva como para producir el hundimiento craneal”

 

El informe preliminar certifica que la agresión se habría producido en casa de Montoya ya que se encontró sangre de la profesora zamorana en la pared y en el suelo de la vivienda.