El Cristo de los Carboneros sale por las calles de Valladolid en un Vía Crucis extraordinario

Cientos de personas se agolparon en la puerta de la Iglesia de Las Angustias para acompañar a la talla en su recorrido por las calles aledañas al templo en un de los primeros actos de esta Cuaresma.

Con el miércoles de ceniza comenzó oficialmente el tiempo de Cuaresma y, por tanto, los vallisoletanos comienzan a descontar los días para que llegue la Semana Santa y se puedan ver por las calles a las cofradías portando las bellas tallas con devoción.

 

Y mientras las cofradías ultiman los preparativos para que todo salga bien en su semana grande, celebran los tradicionales triduos, besapies, conciertos y pregones. Este viernes la Cofradía Penitencial de las Angustias celebró como todas las semanas su Vía Crucis, pero en esta ocasión la hermanad lo hizo de una manera diferente ya que quiso rendir un homenaje al Cristo de los Carboneros y lo sacó a las calles de Valladolid de manera extaordinaria para que todo el que quisiera pudiera rezar el Vía Crucis junta a la talla del imaginero Francisco del Rincón.

 

A las 19:00 horas, salió el crucificado de su penitencial a hombros de sus cofrades hacia el arzobispado mientras se rezaban las estaciones del Vía Crucis. Más de un centenar de vallisoletanos se acercaron a ser parte de este evento extraordinario en los primeros días de Cuaresma. Este sábado la hermandad celebra el tradicional besapie en honor al Cristo de los Carboneros.

 

Por su parte Cofradía Penitencial Sagrada Pasión de Cristo celebró este viernes su pregón de Semana Santa en la Iglesia de San Quirce y Santa Julita. El historiador Javier Burrieza fue el encargado de pronunciar el mismo en el ya clásico 'Música y versos de La Pasión'. Este sábado se celebrará una solemne misa en honor al Cristo de las Cinco Llagas.