El Cristo de Gregorio Fernández peregrina hacia el Consuelo en Valladolid

La Cofradía del Sepulcro de Valladolid procesión está bella talla desde la Iglesia de San Benito

Pasada la medianoche y sin aparentemente amenaza de la lluvia, la Cofradía del Santo Sepulcro y del Santísimo Cristo del Consuelo de Valladolid ponía en la calle al Cristo del Consuelo desde la iglesia de San Benito.

 

Lo hacía para recorrer las catorce estaciones de un Vía Crucis que preside un Cristo portado en hombros que escupió el gran imaginero Gregorio Fernández. Una talla de pequeño tamaño pero que destaca por su calidad. Hasta la corona de espinas salió de la gubia del escultor gallego, algo muy inusual en este artista.
 

Dos son los momentos especiales en esta procesión en la que se reza el Vía Crucis. Uno es en la cuarta estación donde el Cristo del Consuelo se encuentra con la Virgen Dolorosa de la Vera Cruz y otro es en su transitar por la calle de Santo Domingo de Guzmán.

Noticias relacionadas