El CPLV se medirá a Rubí y Garges por las semis

El cuadro vallisoletano tuvo que esperar a los penaltis para ganar al Norton y mañana buscará las semifinales ante catalanes (15.00 horas) y franceses (21.30 horas).

Norton: Miles Finney, Will Barnes, Rose Callum, Daniel Hutchinson, Sam Jones, Ben Lowe, Joel Marrow, Josh Yeardley, Leigh Marrow, Nathan Finney, Gregg Moran, Rob Shleton, Tom Wall, Carl Ashton y Craig Bradfield (p.s.)

 

CPLV: Jerry Kaukinen, Jose Caraballo, Dani Collantes, Mario Díez, Olmo Ercilla, Juan Escudero, Guille Jiménez, Alex Olsson, Marcos Pérez, David Pérez, Jeff Perry, Andrés Portero, Adel Saber, Nathan Sigmund, Saku Tuominen y Nacho Pelayo (p.s.).

 

Árbitros: Robi Engler y Jakub Frodl.

 

Goles: 0-1 (12’). Jiménez. 0-2 (26’) Sigmund. 1-2 (38’). Shleton. 2-2 (40’). Shleton. Penaltis: Norton (Finney, Lowe y Shelton). CPLV (Jiménez, Tuominen y Sigmund).

 

Jornada del sábado: Rethel-Espanya (9.00 horas); Garges-Rubí (10.30 horas); Espanya-Norton (13.00 horas); Rubí-CPLV (15.00 horas); Norton-Rethel (18.30 horas) y CPLV-Garges (21.30 horas).

El CPLV cerró la primera fase de grupos de la European League, máxima competición continental por clubes, con pleno aunque para derrotar al Norton británico tuviese que esperar a los penaltis tras acabar con empate a 2 el tiempo reglamentario. De esta forma se clasifica primero del grupo A para la segunda fase, que se disputará de forma íntegra en la jornada de mañana sábado y en la que se medirá primero al Rubí catalán (15.00 horas) y luego al Garges francés (21.30 horas) en Canterac en busca de las semifinales. El formato de esta competición no da tregua y después de tres partidos entre la tarde del jueves y este mismo victoria, el cuadro vallisoletano tiene que pensar ya en esa búsqueda de semifinales con dos nuevos encuentros mañana. Rethel francés, Espanya mallorquín y Norton son los otros clasificados, que buscarán por su lado las semifinales.

 

El encuentro ante los británicos fue tan duro como se podía imaginar. Los dos mejores del grupo, capaces de derrotar al campeón italiano, Milan, querían la primera plaza. La fortaleza física del Norton contra la calidad del CPLV dio como resultado un encuentro vivido con intensidad por la fiel afición vallisoletana, que llenó las gradas del pabellón (con el alcalde, Óscar Puente, y la concejala Mayte Martínez en el palco). A pesar de los intentos de los de Nathan Sigmund hubo que esperar 12 minutos para ver el primer gol, con una ya clásica conexión entre los jóvenes Mario Díez y Guille Jiménez, culminada por este último. De ahí al descanso muchos lanzamientos, pero sin premio. Algo parecido a lo que empezó ocurriendo en la segunda parte, hasta que en una contra entre Marcos Pérez y el propio Sigmund, el entrenador-jugador acabó encontrando el camino del gol. Quedaban 14 minutos y parecía que el cuadro pucelano dominaba el tempo del choque, pero dos arreones de los británicos (el segundo con portero-jugador) mandaron el choque a la prórroga. Máxima tensión en los 5 minutos extra, con muchos chuts de los pucelanos pero sin acierto, por lo que la primera plaza se jugó a los penaltis y en ellos acertó solo Sigmund, dando el pleno para el CPLV.