El CPLV se desplaza a Rubí con la mirada en el play-off

Imagen del CPLV-Rubi de la primera vuelta

Los vallisoletanos afrontan una triple cita el sábado en Barcelona. El cuadro masculino no se juega nada; las Panteras, la tercera plaza; y el filial, el título de la Liga Oro.

El CPLV afronta un intenso sábado con triple cita en la pista del Rubí. Los dos conjuntos de Elite disputan la última jornada de la fase regular. El masculino ya no se juega nada y acabará tercero pase lo que pase en el encuentro; mientras que el femenino tiene que sumar si no quiere verse abocado al cuarto lugar. Por su parte, el filial masculino buscará una victoria que le dé el título de la Liga Oro, la segunda división del hockey nacional.

 

Las Panteras jugarán a partir de las 18.00 horas ante el gran favorito al título y, hasta el momento, líder imbatido. Rubí ha ganado sus 13 anteriores encuentros, suma 58 goles a favor por tan solo 14 en contra, y tiene en sus filas a la vallisoletana Ana Sierra, formada en el CPLV, como una de sus principales referencias.

 

En Canterac, las catalanas sufrieron de lo lindo para imponerse a las vallisoletanas por 1-2; y estos encuentros siempre son diferentes para ambos. Por su parte, el CPLV viaje consciente de que si quiere ser tercero tiene que puntuar, ya que el cuarto, ahora Barcelona Tsunamis a dos puntos, recibe a Aranda. En principio, el equipo viaja con todas las jugadoras disponibles y con la moral de haber recuperado parte del olfato goleador en las últimas jornadas, con 8 tantos en dos encuentros.

 

A las 20.30 horas será el turno de los conjuntos masculinos. Sin nada en juego por ambos bandos. El CPLV acabará tercero en la fase regular y solo espera conocer a su rival en el play-off, o Espanya o Castellón. Mientras que Rubí es séptimo y gane o pierda acabará en esa misma plaza. Ángel Ruiz no quiere que sus jugadores se relajen pese a eso ya que faltan dos semanas y media para el comienzo de la Copa del Rey.

 

Por eso se lleva a todos sus jugadores, salvo José María Caraballo, baja por temas laborales, en busca de un triunfo que le haga acabar esta fase regular con buen sabor de boca. Con Pol Olivella, Xavier Porqueras o David Ros, en portería, Rubí sigue siendo un rival de cuidado, algo que ya se vio en la primera vuelta en Canterac, con un exiguo 1-0 a favor de los pucelanos.

 

Pero además de los dos equipos de Elite, el CPLV se juega un título este fin de semana en la pista del polideportivo Francesc Calvo. El filial masculino se medirá al Rubí B con la Liga Oro en juego. Los vallisoletanos son líderes, con los mismos puntos que Las Rozas y uno más que Barcelona Tsunamis, con lo que cualquier tropiezo este sábado, a las 16.00 horas, le dejaría sin poder levantar la copa de campeones. El encuentro de la primera vuelta se decidió en la prórroga tras el 2-2 del tiempo reglamentario, lo que habla de la igualdad de esta segunda división.