El CPLV comienza marcando territorio ante el Espanya

El cuadro vallisoletano se impuso en un duro encuentro (6-3), remontando hasta en tres ocasiones, en la primera jornada de la Liga Elite.

El Caja Rural CPLV comenzó la temporada con una victoria de mucho valor (6-3). Por el rival, Espanya, siempre favorito a todo; por las dudas de este inicio tras muchos meses sin competir; y por hacerlo en un encuentro duro, con muchas expulsiones, y en el que los mallorquines fueron por delante hasta en tres ocasiones.

 

Tras más de seis meses sin competir, había ganas de hockey línea. Y el partido comenzó con ritmo y con ocasiones por ambos bandos. A pesar de la ausencia de público en las gradas -salvo los equipos femeninos que se habían medido antes-, el calor en la pista se vio desde el minuto 1. Dani Díez se topó con el palo y con Antala nada más comenzar, y en el otro lado, Rodrigo Fernández se hizo grande bajo palos evitando un mano a mano de Requena. Sin incorporaciones en ninguno de los dos equipos, el peso lo llevan los nacionales, con jugadores que se conocen de sobra de las selecciones. Y en partidos de este estilo, suele salir a relucir las individualidades. Con mucha igualdad, Eduard Requena se inventó una jugada a los 15 minutos, para dejarle el gol en bandeja a Álvaro Pons. Espanya se adelantaba en un partido que hasta ese momento parecía más de color vallisoletano. El gol hizo daño en las filas locales, hasta el punto de que dispusieron de una superioridad en la que apenas pudieron disparar a puerta. Con todo, el Caja Rural CPLV se rehízo, aguantó una inferioridad con Rodri bien en portería y logró empatar antes del descanso, en su segunda superioridad, con una gran jugada de Olmo Ercilla, Carlos Cabrera y Marcos Pérez, que culminó éste perfectamente.

 

Al descanso se llegó con ese 1-1 y las espadas en todo lo alto. El inicio de la segunda parte no sentó nada bien al CPLV. En la primera acción en ataque de Espanya, la defensa local dejó entrar solo a Bejarano hasta zona de disparo, haciendo el 1-2. Mazazo para los vallisoletanos que, además, vieron cómo tampoco tenían la suerte del arbitraje de su lado, anulándose una superioridad con una controvertida expulsión de Dani. En medio de la vorágine del 3 para 3, emergieron los vallisoletanos, primero desde la defensa y luego con una rápida transición que remató Carlos Cabrera tras penetración de Dani Gutiérrez. Quedaban aún 18 minutos. Mucho en juego. Y más cuando el partido se puso ‘caliente’, con tángana incluida y tres jugadores expulsados (dos por el bando mallorquín y uno por el pucelano). De nuevo no le sentó bien al Caja Rural y sí al Espanya, que se volvió a adelantar por medio de Edu Cabalín. Ese 2-3 sacó lo mejor de los de Ángel Ruiz que en una contra de Eloy Valls y Dani Díez, apenas un minuto después, empataron por medio del 10. El propio Dani, en otra acción individual desde atrás, ponía al CPLV por primera vez por delante. Y ahí sí apareció el Caja Rural CPLV. Dani Díez redondeó su partido con el tercero propio de un latigazo lejano haciendo el 5-3 con 7 minutos por delante.

 

Los vallisoletanos supieron jugar mejor esos minutos y remataron el triunfo a 11 segundos del final, con Espanya jugando con portero-jugador, gracias a Olmo Ercilla desde su campo. Triunfo de valor.