El cortador medinense herido de gravedad en Las Ventas "evoluciona favorablemente"

Jonathan Castaño se encuentra "estable" y "animado", después de las tres cornadas recibidas en el Concurso de Cortes de Las Ventas este domingo.

El cortador medinense Jonathan Castaño evoluciona “favorablemente” de las graves cornadas sufridas este domingo en el concurso de Cortes celebrado en la Plaza de Toros de las Ventas. Castaño fue prendido por un toro que le desequilibró en el momento del embroque. Tras caer al albero, el morlaco le propinó tres cornadas, la más grave "en la cara anterior del hemitorax izquierdo, con trayectoria ascendente de 20 centímetros que produce lesiones en pectoral mayor, menor y coracobraquial”, según recoge el parte del doctor Máximo García Padrós.

 

Asimismo, presenta otra herida en el glúteo derecho con dos trayectorias, “una ascendente de 15 centímetros que lesiona glúteo mayor y medio y otra horizontal de 15 centímetros que alcanza el trocante mayor, así como otro puntazo corrido en la rodilla derecha”.

 

Tribuna de Valladolid se ha puesto en contacto con Miguel Ángel Pérez, de la empresa Toropasión organizadora del festejo en las Ventas. “Jonathan está mucho mejor y por supuesto fuera de peligro. Tiene dolores en el pecho como es lógico, con la sensación habitual de quemazón, pero está mucho más animado”. Miguel Ángel dice que la cogida en directo no fue tan “espeluznante” como luego se ha podido ver en fotografías.

 

“Incluso una vez cogido, el salió corriendo del ruedo y fue a la enfermería por su propio pie, taponándose la herida”, dice Miguel Ángel Pérez, que relata la cogida. “El toro era muy noble, pero tiraba un pequeño gañafón al final de la embestida. Jonathan tuvo la mala suerte de que no calculó bien, le empaló y lo tiró a la arena, él es un cortador fuerte y el pitón entró, en otras ocasiones a los cortadores más pequeños el derrote los lanza por los aires, pero sin que los pinche. Ha sido mala suerte”, relata uno de los responsables de ToroPasión, quien no obstante dice que “si a un cortador le tiene que coger un toro que sea en Las Ventas”, donde existe un gran equipo médico encabezado por el doctor Máximo García Padrós, especialista en cirugía taurina.

 

El cortador medinense sigue ingresado en el Hospital de San Francisco de Asís de la capital madrileña. Se “encuentra estable” y “animado” y con ganas de volver a los ruedos. Aunque todo hace indicar, a raíz de las graves lesiones, que la recuperación será lenta. “Le va a costar porque además luego en el albero se pierde el sitio, la mente y el subconsciente intenta protegerte. Tú aunque nunca hayas jugado al béisbol si ves una pelota lanzada contra tu cabeza, intentas esquivarla. En el mundo del corte pasa lo mismo tras un percance, en el último pasito tu mente intenta protegerte”, explica gráficamente Miguel Ángel Pérez.

Noticias relacionadas