Cyl dots mini

El coronavirus también 'toca' a la Iglesia de Valladolid; cerca de un 50% menos de dinero en el cepillo

Luis Argüello (izquierda) comparece junto a José María Conde (derecha). - EUROPA PRESS

Así lo ha destacado el ecónomo de la Archidiócesis, José María Conde, quien ha acompañado al obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, en la presentación de las cuentas relativas a 2019

La Archidiócesis de Valladolid ha estimado una caída del 50 por ciento en las colectas realizadas durante los oficios religiosos, el conocido 'cepillo' durante este año debido al impacto del coronavirus, que ha obligado a cerrar los templos durante varios meses y ha reducido los aforos posteriormente, si bien esto se ha visto paliado en parte un fuerte incremento de los donativos online.

 

Así lo ha destacado el ecónomo de la Archidiócesis, José María Conde, quien ha acompañado al obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, en la presentación de las cuentas relativas a 2019, las últimas antes de la pandemia.

 

En este sentido, frente a una caída que podría rondar el 50 por ciento de esas colectas parroquiales --en 2019 supuso unos ingresos para la Archidiócesis de 2.134.788,30 euros--, Conde ha subrayado una mayor respuesta por parte de los feligreses a través de otras colectas puestas en marchas por la Iglesia, como los boletines de suscripción o el portal online www.donoamiiglesia.es, una página de reciente creación en la que el donante puede elegir la parroquia a la que destinar su aportación.

 

En este último caso, las 306 parroquias vallisoletanas han pasado de recaudar cerca de 5.000 euros en 2019 a través de la web a reunir más de 77.000 en lo que va de 2020, como ha destacado el ecónomo de la Archidiócesis, quien ha recordado, como incentivo, que la desgravación por estas donaciones hasta 150 euros se ha elevado al 80 por ciento.

 

En cualquier caso, José María Conde, ha subrayado que para 2021 se contemplan unos presupuestos "con menos ingresos" que obligarán a hacer frente a las necesidades de la Iglesia "tirando de hucha" y reduciendo aquellos gastos "menos urgentes" como mejoras en inmuebles.

 

En 2019, el balance consolidado de la Archidiócesis --que por primea vez incluye las cuentas de la Librería Diocesana, el Seminario Diocesano, la Escuela de Magisterio Fray Luis de León, el Colegio del Carmen, la Librería del Santuario, el Centro de Espiritualidad y la Casa Sacerdotal-- presenta unos ingresos y gastos que alcanzan los 19.562.710,79 euros.

 

INGRESOS

En el capítulo de ingresos, más de cinco millones (5.097.289,46 euros) corresponde a las aportaciones voluntarias de los fieles, divididas entre los 2.134.788,30 de las colectas parroquiales, los 567.503,35 de suscripciones, los 899.891,14 de las colectas para instituciones de la Iglesia y 1.495.106,67 de otros ingresos de los fieles.

 

La asignación tributaria alcanzó en 2019 los 3.911.577,94 euros, mientras que los ingresos de patrimonio y otras actividades sumaron 3.446.996,79 euros. Completan este capítulo otros ingresos corrientes (6.987.825,58 euros) que incluyen ingresos por servicios (3.674.440,98), subvenciones públicas corrientes (3.142.033,34) e ingresos de instituciones diocesanas (171.351,26), y los ingresos extraordinarios por subvenciones de capital, enajenaciones de patrimonio y otros hasta los 119.021,02 euros.

 

Por lo que se refiere a los gastos, la mayor parte correspondió a la conservación de edificios y gastos de funcionamiento (7.846.966,63 euros), seguida de la retribución del personal seglar como profesores (4.308.022,23 euros), la retribución del clero (2.952.644,68), las acciones pastorales y asistenciales (2.102.954,96) y las aportaciones a los centros de formación como el Seminario y la Casa Sacerdotal (579.018 euros).

 

Entre las principales obras acometidas en las iglesias de la provincia, Conde ha destacado las actuaciones en Viana de Cega por valor de 300.000 euros, los más de 100.000 en la iglesia de San Juan en la capital y otros tantos para reparar algunos desprendimientos en la de San Andrés, también en la capital.

 

En 2019 la Iglesia en Valladolid celebró, de la mano de sus 257 sacerdotes, 1.897 bautizos, 2.905 comuniones, 1.574 confirmaciones y 485 matrimonios. En cuanto a su actividad caritativa y asistencial, se atendió a 2.173 personas en su centro para emigrantes y refugiados, 13.632 personas en sus 58 centros para mitigar la pobreza, 1.858 en sus ocho centros para la promoción del trabajo, 927 en su decena de centros de menores, 820 en los cuatro para la promoción de la mujer, 999 en los tres consultorios familiares y 584 en los cuatro centros de rehabilitación para drogodependientes.

 

Asimismo, se atendieron a 75 niños en tres guarderías infantiles, 1.581 personas en 24 casas para ancianos, enfermos crónicos y discapacitados y diez en su dispensario.

 

Javier Argüello ha agradecido el "esfuerzo" de "tantas personas" en este tiempo en que la Iglesia no ha escapado a los efectos de la pandemia y que se enfrenta al "gran desafío" de la ayuda solidaria y el mantenimiento de los templos en un contexto de caída de ingresos y de aumento de las necesidades sociales por la crisis económica derivada.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: