El Coronavirus no da tregua al ocio infantil de Valladolid: cerrados desde marzo
Cyl dots mini

El Coronavirus no da tregua al ocio infantil de Valladolid: cerrados desde marzo

Interior del Indiana Bill

Más de 1.600 parques infantiles han cerrado en España. Los negocios de Valladolid aguantan de momento el Covid-19.

La crisis provocada por la pandemia del Covid-19 está dejando a muchos sectores muy afectados. El ocio infantil es uno de ellos. Muchos padres llevan a sus hijos a salas de ocio, bien para celebrar cumpleaños o porque no tienen con quien dejarlos cuando tienen que trabajar. Ludotecas y parques infantiles son dos de los lugares a los que más asisten los niños en sus ratos libres.

 

La pandemia ha obligado a este sector a cerrar durante los meses del confinamiento domiciliario, han tenido pérdidas económicas, han tenido que soportar unos gastos fijos y no han recibido ayudas para que sus negocios no caigan en quiebra. La situación es difícil para el sector, muchos padres no se arriesgan a llevar a sus hijos por miedo a contagiarse. ¿Cómo lleva la crisis del Covid-19 el sector del ocio infantil?

 

Marta Redondo es la gerente de ‘Un Mundo de Fantasía’ un parque infantil ubicado en la calle Zanfona, está pasando uno de sus peores momentos laborales. “Llevamos cerrados desde el 14 de marzo. Es una decadencia continua”.

 

“La gente llama para informarse por cumpleaños, pero a la hora de la verdad el miedo del virus puede con los padres y no se celebran”, cuenta Redondo a TRIBUNA. Económicamente el sector está hundido. El negocio de Marta Redondo ha pedido un crédito ICO y la única ayuda que ha recibido es del Ayuntamiento de Valladolid de 2.000 euros, con la obligación de que la actividad siga durante al menos seis meses.

 

No generan ingresos lo cual les preocupa. Además, les han subido impuestos y la cuota de autónomos a nivel nacional, lo que hace que se ahoguen más económicamente. Tenemos que pagar unos gastos fijos, sin generar ingresos”.

 

El futuro lo veo muy incierto. A corto plazo no lo veo abierto. A largo plazo complicado, hablando con otros negocios como el mío creemos que hasta septiembre de 2021 no podremos abrir con cierta normalidad”, comenta Marta Redondo apenada.

 

Yolanda Martín es gerente del Indiana Bill más longevo de España, abierto hace 26 años, ubicado en el Paseo Zorrilla. No hemos abierto desde el 12 de marzo. Todos los trabajadores están en ERTE desde hace casi 9 meses y los que quedan”. “No hemos recibido ningún tipo de ayuda, pagamos los seguros, los IRPF, la Seguridad Social, alquileres, sin recibir un solo euro”.

 

“Hasta que no esté la mitad de la población vacunada no vamos a empezar a ver con claridad el futuro de nuestro negocio” dice Yolanda Martín. También ha contado que podrían abrir con un aforo muy limitado de niños en su parque, pero que no saldría rentable.

 

Yo esto en la asociación de Parques Infantiles de España y llevan cerrados un total de 1.600 parques porque no han podido con la crisis, en Valladolid creo que todos están aguantando sin cerrar”, se muestra un sector muy golpeado por la pandemia mundial del Covid-19.

 

El ocio infantil es un sector muy afectado por el Coronavirus, muchos negocios han echado el cierre, y ante un futuro incierto los dueños de los parques infantiles ven a lo lejos un rayo de esperanza.