El COPCYL celebra una charla en la Biblioteca de Castilla y León de Valladolid por el Día Europeo de la Mediación

Las jornadas pretenden concienciar a la población sobre la importancia de la mediación como vía alternativa de solucionar conflictos generados en diversos ámbitos de la vida como pueden ser civil, familiar, laboral o educativo.

Con motivo del Día Europeo de la Mediación que se celebra el martes 21 de enero, el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León (COPCYL) ofrecerá charlas en Valladolid, León y Salamanca centradas en concienciar a los ciudadanos de la importancia de la mediación como una forma alternativa de resolver conflictos generados en diversos ámbitos de la vida: civil, familiar, laboral, educativo, comunitario o sanitario, entre otros.

 

Según recoge la ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles “se entiende por mediación aquel medio de solución de controversias, cualquiera que sea su denominación, en que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador”.   


El 21 de enero, León y Valladolid acogerán respectivamente las charlas divulgativas de acceso libre ‘Lo político y lo social susceptible a la mediación’ y ‘La mediación desde la psicología: una alternativa eficaz para la resolución de conflictos’, mientras que en Salamanca tendrá lugar el día 23 la conferencia ‘La mediación y su utilidad en los ámbitos donde existe conflicto’. Estas ponencias, organizadas desde el grupo de trabajo de mediación del COPCYL, pretenden dar visibilidad al trabajo del psicólogo mediador, un profesional que está sujeto al secreto profesional y que actúa con confidencialidad, imparcialidad y neutralidad, pero que carece de poder de decisión y en ningún caso proporcionará información legal ni opinión o consejo jurídico a los implicados.

 

“Nuestro trabajo consiste en rebajar la tensión y en ayudar a generar opciones, pero sin dar repuesta al conflicto, ya que son las partes quienes deben decidir qué hacer”, asegura la psicóloga y vocal presidenta del colegio por Valladolid, Nieves Andrés. 


La mediación es un procedimiento que puede aplicarse en conflictos mercantiles, civiles, comunitarios, vecinales o familiares, entre otros, y, según puntualiza Nieves Andrés, “en cualquier momento de un proceso judicial”. Entre las ventajas de esta herramienta frente a los procesos en los tribunales, destacan la disminución de los costes, el control que tienen las partes implicadas, el gran número de soluciones creativas y flexibles o el mayor compromiso con el resultado y, por tanto, una mayor probabilidad de cumplimiento. “Un proceso de mediación no suele alargarse mucho en el tiempo, por lo que se abaratan los costes tanto económicos como emocionales”, asegura la psicóloga del COPCYL. 


LA MEDIACIÓN DESDE LA PSICOLOGÍA


“Aunque la formación básica es la misma para todos los profesionales, los psicólogos poseemos una serie conocimientos sobre el comportamiento y la comunicación humana que son fundamentales a la hora de crear un clima propicio para el diálogo”, afirma Nieves Andrés. Entre las herramientas propias de los profesionales de la psicología que son favorecedoras para la mediación destacan la comunicación empática, la escucha activa, la resolución emocional o el estudio del conflicto. 


En la actualidad, un total de 5.830 profesionales del derecho, el trabajo social, la psicología y otros campos están inscritos en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia, un requisito imprescindible para intervenir en aquellos conflictos que necesiten la participación de un tercero ajeno a las partes. Para acceder a este listado es necesario haber cursado una formación concreta de 100 horas que el COPCYL pone a disposición de todos los interesados. De igual manera, para inscribirse en el Registro de Mediadores Familiares de la Junta de Castilla y León hay que realizar un curso específico diferente al nacional de 300 horas de duración.